Sánchez dará hoy acceso libre a una versión digital de su tesis para atajar sospechas

Pedro Sánchez, ayer en Zarzuela, en la toma de posesión de María Luisa Carcedo como ministra de Sanidad. :: j. c. hidalgo / efe/
Pedro Sánchez, ayer en Zarzuela, en la toma de posesión de María Luisa Carcedo como ministra de Sanidad. :: j. c. hidalgo / efe

El jefe del Ejecutivo amenaza con demandar a quienes le acusan de plagio en el texto que le habilitó como profesor

PAULA DE LAS HERAS MADRID.

Pedro Sánchez movió ayer ficha para tratar de enterrar de una vez por todas las elucubraciones en torno a la tesis con la que logró en 2012 su título de doctor en Economía. El presidente del Gobierno anunció que desde hoy mismo el trabajo de 342 páginas sobre la diplomacia económica de España podrá ser consultado por quien lo desee en la página web de Teseo, la base de datos en la que están registradas todas las tesis defendidas en España desde 1976, dependiente del Ministerio de Educación. Hasta ahora para verlo había que acudir a la Universidad Camilo José Cela, donde se doctoró y en la que daba clases desde 2008, y sólo se podía acceder a una copia de la misma en papel. Además ni podía sacarse de la biblioteca ni fotogriarse ni fotocopiarse.

La versión digital de Teseo permitirá, entre otras cosas, contrastar el contenido del texto y someterlo a uno de los muchos programas informáticos que utilizan las universidades para descartar o acreditar un posible plagio.

La decisión de Sánchez es significativa. Sus rivales, tanto dentro como fuera del PSOE, llevan años alentando dudas sobre la autoría y la calidad de la tesis, a la que se dedicó, según él mismo ha relatado en no pocas ocasiones, a partir de diciembre de 2011, cuando se quedó sin escaño en el Congreso y pensó centrarse en la actividad docente. En apenas un año ya la estaba defendiendo ante un tribunal formado por profesores de la universidad privada, de la que en esos años era rector el socialista Rafael Cortés Elvira, secretario de Estado para el Deporte con Felipe González. Le dieron un sobresaliente 'cum laude'.

Algunos de esos datos, pero, sobre todo, el hecho de que en 2014 no hubiera aún rastro del trabajo en Teseo, contribuyeron a mantener vivos durante años los rumores que, en un primer momento, se difundieron para erosionar su primera campaña por la secretaría general del PSOE, cuando aún era un desconocido para muchos y competía contra Eduardo Madina. El apoyo orgánico de la andaluza Susana Díaz le dio la victoria e hizo que el asunto quedara olvidado aunque, de tanto en tanto, ha ido aflorando de manera esporádica a lo largo de estos años.

En diciembre de 2015, se publicó por fin en Teseo la ficha de la tesis, que no la tesis en sí. Según expuso el propio jefe del Ejecutivo ayer, en una carta colgada en Facebook, la tesis completa digitalizada se incorporó a los archivos del Ministerio «hace meses», aunque no concretó exactamente cuántos y, en todo caso, seguía sin ser accesible.

En mayo del mismo 2015, año electoral, 'Vozpópuli' había publicado que Sánchez mantenía blindado el texto. El ruido sirvió para que el líder socialista aceptara a que feura consultada en la biblioteca de la UCJC, previa petición y con las condiciones ya mencionadas.

Todo ese celo acabará hoy. La presión era ya demasiado elevada después de que Albert Rivera aprovechara el miércoles la dimisión de la ministra de Sanidad, Carmen Montón, sospechosa de plagio en su trabajo de fin de máster, para hablar de «dudas razonables» y poner el foco sobre el jefe del Ejecutivo.

Frustración

No sólo es que torpedeara el intento socialista de volcar la atención sobre Pablo Casado, es que logró que la acción del Gobierno se viera eclipsada por la polémica. Sánchez y su equipo pretendían sacar ayer pecho con la convalidación en la Cámara baja de dos reales decretos, entre ellos, el que autoriza la exhumación de los restos de Franco del Valle de los Caídos y se sintieron frustrados cuando el PP y Ciudadanos unieron fuerzas para reclamar la comparecencia en el Congreso del presidente sobre la tesis. «Es lamentable, vergonzoso, que las derechas quieran hablar de otra cosa», protestó la vicepresidenta, Carmen Calvo, en los pasillos del Congreso.

Con el acceso libre a una versión digital del análisis elaborado por Sánchez para su doctorado, los socialistas confían en tomar control de la situación. «Otros deberían poner en cualquier formato cualquier cosa de las que los tribunales, por cierto, le están pidiendo», dijo la número dos del Ejecutivo en clara alusión al presidente del PP y a los trabajos que presentó para aprobar su máster y que hasta ahora no ha permitido leer.

En el Gobierno sostienen que nadie podrá probar plagio en la tesis del presidente. De antemano, a primera hora de ayer, él mismo amenazó con emprender acciones judiciales contra los medios que ya afirman que está llena de 'corta y pega', en el caso de que no se retracten. La advertencia apunta directamente al diario 'ABC', que asegura haber detectado en el texto «párrafos enteros de otros autores publicados años antes».

Más

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos