Cs rompe con Susana Díaz y abona el terreno para un adelanto electoral

La formación de Rivera justifica su divorcio con el PSOE por incumplir sus compromisos de regeneración

M. E. ALONSO MADRID.

Ciudadanos consumó ayer su intención de liquidar el acuerdo que firmó hace tres años y medio con el PSOE en Andalucía y que llevó a Susana Díaz a la Presidencia de la Junta. El líder regional de los liberales, Juan Marín, propuso al comité ejecutivo nacional del partido -reunido en Málaga- romper el pacto ante la falta de voluntad del Gobierno andaluz de cumplir los compromisos contraídos y limpiar una comunidad duramente castigada por los casos de corrupción. «No queríamos llegar a este extremo, pero el PSOE ha defraudado a los andaluces», arguyó Marín.

La decisión, adoptada por unanimidad, se sustenta en la falta de compromiso que los socialistas habrían expresado claramente el pasado martes, durante la última reunión de la comisión de seguimiento del acuerdo. Los liberales culpan directamente a Díaz de no haber respetado aspectos fundamentales en materia de regeneración democrática como la limitación de mandatos, la reforma de la ley electoral, la supresión de los aforamientos o la eliminación de las puertas giratorias. «Cuando se trata de hablar de regeneración -insistió Marín-, huyen y justifican lo injustificable».

El divorcio con Ciudadanos deja al PSOE en minoría en la Cámara autonómica, con 47 diputados de los 55 necesarios para la mayoría absoluta. La presidenta regional, que ha mostrado su desconfianza en PP y Podemos para llegar a acuerdos, deberá ahora sopesar si le merece la pena continuar siete meses sin respaldo parlamentario asegurado y ante la imposibilidad de sacar adelante los próximos Presupuestos.

Pero en las filas naranjas creen que la ruptura no es motivo suficiente para adelantar unas elecciones que tocarían en marzo y acusan a Díaz de propiciar el desencuentro para tener una «excusa» y precipitar el anticipo por temor a un calendario judicial con la resolución del juicio de los ERE en el horizonte. Marín incluso comparó la situación en que se queda ahora la presidenta autonómica con la de Pedro Sánchez en el Gobierno central, también en minoría. En su opinión, evidencia que «no hay motivo alguno para adelantar» urgentemente, e incluso el líder de Ciudadanos en Andalucía se mostró dispuesto a aprobar aquellas medidas legislativas que lleguen a la Cámara en las próximas semanas y sean buenas para la sociedad, «vengan de quien vengan».

Estrategia electoral

El secretario de Organización del PSOE en Andalucía, Juan Cornejo, lamentó que Ciudadanos haya decidido «despreciar» ahora su contribución a tres años y medio de estabilidad en esta comunidad. «Tres años y medio de entendimientos y de logros, sólo y exclusivamente por la estrategia y el interés nacional de Albert Rivera», apuntaló. Para Cornejo la ruptura responde a una estrategia del líder naranja que pasaría por utilizar Andalucía como «campo de batalla» en su guerra con el PP por el centroderecha y como banco de pruebas antes de medirse directamente con Pablo Casado.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos