Rivera insiste en la reforma electoral para restar influencia a los nacionalistas

Reitera su propuesta de establecer un mínimo del 3% del voto para dejar sin escaños a Esquerra y PDeCAT

M. E. ALONSO

MADRID. El presidente de Ciudadanos, Albert Rivera, evitó ayer respaldar la última propuesta del líder del PP, Pablo Casado, de ilegalizar la CUP o a los partidos que alienten la violencia y prefirió invitar a su rival directo por el voto conservador a abordar «con valentía» una reforma electoral que dificulte la entrada en el Congreso de los nacionalistas. «Si realmente les preocupa el papel de partidos que quieren ir contra la Constitución, Ciudadanos plantea una cuestión que está en toda Europa: que para estar en el Congreso debes tener votos en toda España», remarcó en una entrevista en RNE.

El dirigente liberal se mostró dispuesto a «reflexionar» sobre cuál es el papel actual del nacionalismo en la política española pero pidió «coherencia» a los populares, a los que recordó que siempre que no han tenido mayoría absoluta han pactado con los nacionalistas para llegar a la Moncloa.

Rivera recordó que su formación apuesta por que se exija el 3% de los votos en toda España para tener un escaño en el Congreso. La propuesta naranja restringiría, de facto, la presencia de los grupos nacionalistas ya que en las últimas elecciones generales de 2016 no lograron alcanzar esa cifra. Esquerra Republicana fue el que se quedó más cerca con un 2,63% de los votos nacionales mientras que el PDeCAT obtuvo un 2,01%.

Tampoco superarían ese umbral los dos partidos nacionalistas vascos: el PNV tuvo 1,2% de los votos el 26-J y Bildu, el 0,77%. Coalición Canaria perdería igualmente su único escaño en el hemiciclo ya que sólo logró el 0,33% de sufragios.

En las filas liberales justifican esta medida, que llevaron al pleno el pasado junio, en la necesidad de que «el conjunto de los españoles no puede estar en manos de unos pocos que quieren liquidar España».

Un 155 con urgencia

Rivera, además, urgió al Ejecutivo de Pedro Sánchez a aplicar el artículo 155 en Cataluña ante la escalada de violencia que se vive en las calles. Pero no contempla la posibilidad de que Ciudadanos, el principal partido de la oposición en esta comunidad, presente una moción de censura contra Quim Torra por no contar con los escaños suficientes.

El líder centrista, que da por agotada la legislatura, advirtió a Sánchez de que se ha metido «en un callejón sin salida» al depender de Podemos o de los independentistas para mantener a flote su Gobierno y que su única salida es poner las urnas en la calle.

 

Fotos

Vídeos