La quiniela para relevar a Rajoy

Entre los candidatos a relevar al expresidente, pocos nombres claros. Alberto Núñez Feijóo. El señalado como delfín prácticamente desde el principio. Conscita amplios apoyos. Sería tercer gallego -territorio bastión- al frente de los populares. Él, cauto. Se postula sin postularse: "Me quedan dos años de mandato y mi compromiso es cumplir con mis obligaciones como presidente de la Xunta". También gallega, ahora mismo la tercera autoridad del Estado. Ana Pastor, presidenta del Congreso, mantiene un perfil discreto aunque su entorno destaca su talante y capacidades. Además, mantiene una relación muy estrecha con Rajoy. Más incluso que otra de las favoritas: Soraya Sáenz de Santamaría. Ha sido la mano derecha... y la izquierda en el Gobierno. Eso sí, queda prácticamente como diputada rasa -y una tarea relevante es afianzar el papel de oposición frente a Ciudadanos. También suena como posible candidata a la Comunidad de Madrid. Algunas voces apuntan, incluso, que dejaría la política. Su rival interna, sin embargo, queda ahora mismo como mujer fuerte del PP. La secretaria general, María Dolores de Cospedal, vuelve a Génova a retomar las riendas del partido. Sin olvidar, eso sí, la presidencia de Castilla-La Mancha, que podría ser su objetivo alternativo. Y, por cerrar la lista, sorpresas al margen, el sustituto de Rajoy podría ser... el propio Rajoy. Todos entienden que hace falta un cambio, que no será cartel electoral, pero el ya expresidente podría intentar aprovechar la supuesta ingobernabilidad que se le presenta a Sánchez. Incluso habría transmitido a su entorno que querría seguir, al menos de momento, al frente de la oposición, acabar el actual periodo de sesiones. Prolongarlo más seguramente no, pero con Rajoy... todo puede ocurrir.