Puigdemont insiste en dirigir una República desde Bruselas

Insiste en su empeño de dirigir una República desde Bruselas y antes de que exista la focaliza en el mundo virtual. Puigdemont crea y también cree. Sólo vislumbra una vía: revalidar el cargo telemáticamente. Una tesitura compleja, pero desde la perspectiva-Puigdemont posible. No tanto desde la perspectiva legal, porque aunque lograra la mayoría en la votación no tendría reconocimiento ni por parte del Estado ni tampoco por la oposición parlamentaria. Algo que parece no importar al expresidente de la Generalitat. Huído en Bélgica ha creado su particular oficina política, su fuga no le impide convocar reunione con un equipo decidido a investirlo presidente. Junts per Cataluña en intentos de negociaciones con Esquerra para la constitución de la mesa del Parlament, de momento sin el PDeCat.Difícil el acercamiento, pero todo indica que están destinados a dejar de lado las diferencias para aunar fuerzas. Puigdemont concede entrevistas, envía mensajes y continúa firme en su convencimiento, mientras el mapa político catalán aún está sin esbozar.