El proyecto 'antidedazos' de Ciudadanos irrita a PSOE y PP por «demagógico»

R. C.

madrid. La pretensión de Ciudadanos de que el Congreso apruebe su proyecto de ley contra los nombramientos a dedo en la administración para acabar «con los enchufes y el amiguismo» del «bipartidismo» suscitó ayer una dura reacción de PSOE y PP, que acusaron a los liberales de caer en «la demagogia» «despreciar» a los funcionarios e intentar «manchar» a la administración.

Ciudadanos presentará su iniciativa mañana, pero ayer defendió una moción en la Cámara en la que su portavoz de Economía, Toni Roldán, denunció la «colonización brutal» y la «ultrapolitización» de las instituciones públicas por el Gobierno de Pedro Sánchez con el nombramiento de altos cargos y directivos de empresas públicas. En los tres meses que lleva en el Gobierno, subrayó, Sánchez ha «colocado» en la administración «al 44% de los miembros» de la ejecutiva socialista y ha nombrado a «más de 500 enchufados».

La diputada socialista María Jesús Serrano acusó a Roldán de «hacer demagogia». «No manipulemos ni tergiversemos ni manchemos a la Administración Pública y la democracia», reclamó a Ciudadanos. Afirmó además que los nombramientos no se han hecho de forma «arbitraria» y están ajustados «a la absoluta legalidad».

La parlamentaria del PP Susana López también arremetió contra el partido de Albert Rivera por «despreciar» y «faltar al respeto» a los empleados públicos, que trabajan con «imparcialidad y profesionalidad».

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos