El juicio del procés complica la defensa de Trapero

El 'major' Trapero durante la Diada de 2017./EFE
El 'major' Trapero durante la Diada de 2017. / EFE

Nieto lanza duras acusaciones de deslealtad contra el 'major' de los Mossos ausente en este proceso

Melchor Sáiz-Pardo
MELCHOR SÁIZ-PARDOMadrid

Iba a a pasar antes o después y ya ha sucedido. La decisión del Supremo de desgajar en dos piezas el procés (una en el alto tribunal con los políticos y otra en la Audiencia Nacional con los responsables policiales) tenía el riesgo de que se solapasen y que en el juicio del Supremo se tocasen temas clave de la vista oral que se celebrará en el tribunal de la calle Génova.

Y como, no ha pasado con el más mediático de los encausados en la Audiencia Nacional, el 'major' de los Mossos d'Esquadra Josep Lluís Trapero, máximo responsable policial del cuerpo autonómico durante la intentona secesionista de otoño de 2017. Lo dicho este lunes por el exsecretario de Seguridad de Interior José Antonio Nieto ante el Supremo sin duda va a ser un quebradero de cabeza para la defensa de Trapero.

Y es que Nieto no se anduvo con rodeos a la hora de despacharse con el 'major' y nadie le cortó a pesar de no estar en el banquillo. El exnúmero 2 de Interior, en esencia, acusó a Trapero de una tremenda deslealtad por haberles poco menos que toreado. Según Nieto, el 'major' (que se enfrenta a una petición de once años de cárcel en la Audiencia Nacional por rebelión y que está propuesto como testigo en el Supremo aunque es probable que no declare por esta imputado en esta otra causa) fue advertido de forma insistente por él mismo y por el coordinador contra el 1-O, el coronel Diego Pérez de los Cobos, de que el borrador que presentó con el despliegue de los Mossos para impedir el referéndum era «claramente insuficiente». Y que, aunque Trapero dijo que lo iba a modificar, «lo que ocurrió el 1-0 se parece muchísimo a ese borrador». O sea, que no lo cambió.

«Excusa»

Nieto afirmó que Trapero fue el que le adelantó que la «excusa»de los Mossos para no actuar es que iba a haber «niños pequeños y personas mayores» en los colegios. Según el testigo, la «confianza» de Interior al 'major' fue «mínima» porque Trapero se alineó con el Govern. «Un mando policial jamás se puede poner de canto con un mandato judicial», denunció el exnúmero 2 de Interior, al que solo faltó acusar de Trapero de haber engañado abiertamente a los responsables de las fuerzas de seguridad en las reuniones de coordinacion previas al 1-O.

Más información