El primer examen visual apunta a que Blanca no tuvo un accidente

El examen visual fue decisivo para saber que no se trata de una muerte violeta ni accidental ni homicida. El cuerpo no tenía traumas o golpes evidentes. Estaba muy deteriorado por el paso de los días y el forense apuntó a que podría llevar muerta más de una semana. La forma en que fue encontrada, recostada sobre un repecho de piedras, su posición en calma, indicaba lo mismo: Blanca no se precipitó ni cayó en un accidente. La autopsia revelará la causa de la muerte. En su mochila llevaba un blíster de su medicación vacío, aunque la intoxicación por litio no produce la muerte, según los expertos.-Redacción-