Los populares amenazan con dejar en minoría al Ejecutivo vasco

Alfonso Alonso avisa de que la iniciativa del PSOE «pone en riesgo la estabilidad política» en el País Vasco

AINHOA MUÑOZ SAN SEBASTIÁN.

O conmigo o contra mí. Esa fue la advertencia que ayer lanzó Alfonso Alonso al lehendakari Iñigo Urkllu si su partido, el PNV, se decanta finalmente por respaldar la moción de censura que echaría a Mariano Rajoy del Palacio de la Moncloa. El presidente del PP vasco lanzó ayer un aviso velado a los nacionalistas y, a sabiendas de que los cinco escaños del PNV son claves, sugirió que si finalmente apoyan a Pedro Sánchez, los populares dejarán a Iñigo Urkullu sin el apoyo que en estos dos últimos años ha propiciado la aprobación de los Presupuestos vascos gracias a la abstención de los nueve parlamentarios del PP.

Lo que ocurra entre hoy y mañana en Madrid, por lo tanto -y a ojos de Alonso-, podría desequilibrar la estabilidad del Gobierno Vasco. El líder popular lo dijo alto y claro: la reprobación a Rajoy «pone en riesgo la estabilidad política en Euskadi», aunque admitió, eso sí, que no puede «lanzar un mensaje de desconfianza» sobre lo que vaya a hacer el PNV.

En cualquier caso, y por si acaso, Alonso convocó ayer una rueda de prensa en Vitoria ante el posible tsunami que se espera en la Cámara baja. Y aprovechó su intervención para animar al PNV a que apueste «por la moderación, el equilibrio y la estabilidad». El exiministro de Sanidad afirmó igualmente que se le hace «muy difícil pensar que el partido que hace una semana votó los Presupuestos Generales del Estado para 2018, garantizó la estabilidad y la continuidad del Gobierno pueda sumarse a una operación de derribo con fuerzas antisistema».

En este sentido, advirtió una vez más de que sería «muy negativo» que se eligiera otro camino distinto al de la estabilidad y reiteró que la moción de censura «pone en riesgo la estabilidad política» en el País Vasco, que ha permitido en dos años aprobar dos Presupuestos en Madrid, pero también los de Iñigo Urkullu. «Ellos eligen», se limitó a indicar.

Desde Madrid, el portavoz del PP en el Congreso, Rafael Hernando, señaló que el PNV es un partido «maduro» que debe decidir «lo que quiere hacer, si quiere sacar adelante los presupuestos que acaba de aprobar o quiere generar inestabilidad y proponer un presidente que no tiene la confianza de la Cámara ni de los españoles». Desde Hacienda se aseguró después que el PP en ningún caso rechazaría sus propios presupestos en el Senado, donde goza de mayoría absoluta.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos