Un policía nacional fuera de servicio neutraliza a dos fugitivos suecos en Málaga

Después de trabajar toda la noche David se puso su ropa de día libre y se tomó un café en el centro comercial cuando identificó a dos hermanos suecos fugitivos. Se acordaba de sus caras y se puso a seguirlos con su pistola, lo que les hizo sospechar. No le dio tiempo a pedir refuerzos y aprovechó el factor sorpresa. Fue a por uno de ellos, lo puso contra la pared y los vigilantes a los que había prevenido le ayudaron con el hermano, que pretendía huir. Tenían todo preparado para marcharse a Marruecos, con las maletas en la consigna de la estación. Huían de Suecia porque habían secuestrado y torturado a una víctima con una perforadora. Eran violentos y uno experto boxeador.-Redacción-