Podemos busca ahora una candidata «de dentro de la casa» para presidir RTVE

Asumido el fiasco de la negociación inicial con el Gobierno, Iglesias mira a profesionales del ente entre críticas del PP por el «cambio de cromos»

R. C.

madrid. El PSOE y Podemos ultiman el nombramiento de un nuevo candidato o candidata tras el fiasco de los tres nombres propuestos esta semana para la presidencia de Radio Televisión Española (RTVE). Sabido que no tienen el consenso suficiente, el Gobierno de Pedro Sánchez y el partido de Pablo Iglesias han virado su estrategia y ahora ya buscan personas «de dentro» del ente público con las que puedan convencer a PNV y ERC, quienes rechazaron los tres candidatos que ya han salido a la palestra, los periodistas Arsenio Escolar, Ana Pardo de Vera y Andrés Gil, ninguno de ellos trabajador de RTVE.

El proceso de relevo debe aclararse antes del lunes, momento en el que se inicia el primer trámite en el Congreso para la renovación de la dirección de la televisión y radio públicas. Fuentes de Podemos señalaron ayer que han escuchado las quejas de los empleados del ente por la línea de la negociación con el PSOE, y que su baza ahora es que el puesto sea para una mujer, joven, que trabaje «en la casa», tenga experiencia en gestión económica y conozca la industria audiovisual.

Precisamente, las duras críticas por el «cambio de cromos» de unos y otros provocaron ayer la intervención de la presidenta del PSOE, Cristina Narbona, que señaló que el Gobierno está buscando el consenso con todos los partidos «y, dentro de ese consenso, puede haber personas de distintos perfiles que no excluyen a nadie».

La Academia de la Radio también solicitó al Congreso que sean los profesionales quienes propongan candidatos a la presidencia «ante la dificultad de conseguir el consenso parlamentario». Por ello solicitó la creación de una comisión que propondría cuatro candidatos y a partir de ahí el Congreso escogería a la persona más idónea.

La candidata a presidir el PP Soraya Sáenz de Santamaría también intervino ayer para calificar de «muestra clara de sectarismo» las negociaciones. «Ni la Televisión Española puede ser 'La Tuerka' ni podemos ver a Monedero presentando el 'Informe Semanal». Mientras que la otra candidata a liderar el PP, María Dolores de Cospedal, consideró que el acuerdo es «golpe muy grave a la democracia» y alertó que supondrá convertir RTVE en un «aparato de odio y manipulación».

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos