Podemos amenaza ahora al Gobierno con tumbar los Presupuestos

La formación de Pablo Iglesias denuncia engaños del Gobierno y afirma que a día de hoy votaría no a las cuentas para 2019

ANDER AZPIROZ / PAULA DE LAS HERAS

madrid. Unidos Podemos amenaza al Gobierno con votar 'no' a los Presupuestos Generales del Estado de 2019. Y lo hace cuando apenas queda una semana para que el Ejecutivo de Pedro Sánchez presente las líneas maestras de las cuentas en Bruselas, donde la Comisión Europea deberá de dar su visto bueno. De esta forma, si la formación de Pablo Iglesias mantiene su rechazo hasta el próximo lunes, los Presupuestos pueden darse por muertos.

Según explicó ayer Pablo Echenique tras la reunión semanal de la dirección de Podemos, la respuesta del Ejecutivo a las exigencias que se le trasladaron hace dos semanas «no están a la altura». El secretario de Organización nombró tres ámbitos en los que se deberá negociar sí o sí: bajar el alquiler de las viviendas y forzar a los grandes poseedores inmobiliarios a que las pongan a la venta, luchar contra la precariedad laboral y mejorar la financiación de la dependencia.

«Esperamos reconducir la situación a lo largo de esta semana», señaló Echenique, quien insistió en que su partido tiene voluntad constructiva. Pero si no hay avances, se votará en contra, advirtió. Y ello a pesar de que el viernes Pablo Iglesias se mostró muy optimista respecto al acuerdo final. Echenique justificó el cambio de opinión en que la pasada semana se habían propuesto medidas verbalmente, pero cuando Podemos las ha visto por escrito ha detectado significativos retrocesos. «Lo que nos transmitía el Gobierno era positivo y había avances. Pero cuando nos han llegado por escrito los compromisos a los que estarían dispuestos a llegar hemos visto un montón de pasos atrás», justificó el número tres de Podemos.

Reunión Sánchez-Iglesias

Echenique no reveló si Podemos y el Gobierno se han citado ya para buscar una solución. Aunque no han participado directamente en el grueso de las negociaciones, Iglesias y Sánchez han permanecido estas semanas en contacto y una de las posibilidades que se barajan en la formación morada es una reunión entre su secretario general y el jefe del Ejecutivo para limar asperezas.

El PSOE, en todo caso, resta importancia a la advertencia de Echenique. En el partido sostienen que forma parte de las estrategias de negociación. «Hay 6.000 millones encima de la mesa y nadie se puede permitir decir a los miles de dependientes que tienen reconocido su derecho que no les vamos a dar la cotización que necesitan, ni a los profesionales sanitarios no les vamos a dar los medios necesarios.... eso es más que suficiente para que cedamos todos un poco y lleguemos a un buen acuerdo», argumentó la portavoz del Comité Electoral socialista, Esther Peña tras esgrimir que existen muchos «puntos en común» entre su formación y Unidos Podemos.

También el presidente de Castilla-La Mancha, Emiliano García-Page -que desde mediados de 2017 gobierna con el partido de Pablo Iglesias en su región- circunscribió las palabras del secretario de Organización de Podemos al habitual juego político por ver «quién se apunta el tanto» de las medidas más lucidas de las cuentas públicas. Y dio por hecho que habrá acuerdo esta semana. «Me consta por intuición y comentarios -avanzó en La Sexta- que será asequible».

Lograr el apoyo de Podemos es la primera prueba de fuego para el Gobierno, quien necesita sacar adelante los Presupuestos para mantener viva la legislatura. Pero después el Ejecutivo debería sentarse a la mesa con PNV y los independentistas catalanes. El apoyo de los nacionalistas vascos no debería entrañar problemas. Con los secesionistas el panorama se presenta más sombrío.

Desde Esquerra se insiste en que el Gobierno inste a la Fiscalía General del Estado a retirar los cargos de rebelión a los políticos huidos y presos por el 'procés', algo a lo que el Ejecutivo se niega en rotundo en virtud de la separación de poderes.

Más

 

Fotos

Vídeos