Piden 15 años para el presunto pirómano de Ribeira

El fuego atravesó la autovía del Barbanza y afectó a varios nucleos habitados de Ribeira, amenazando incluso un hospital y obligando a desalojar un polígono industrial donde quedaron cacinados cientos de vehículos. El presunto culpable era miembro de protección civil. En 2014, cuando fue detenido, reconoció que había causado el fuego sin pretenderlo al arrojar una colilla al monte. Pero después rectifico achacando esa confesión a presuntas presiones de la policía.La defensa aporta un testigo que sitúa al acusado lejos del lugar donde se origina el fuego. Pero la fiscalía cuenta con otros testigos que sostienen lo contrario y pide para Jesús Fernandez una pena de 15 años de cárcel.