Patrullas de voluntarios reparten comida en kayak a los vecinos atrapados en Dolores (Alicante)

Remite la lluvia que ha causado las inundaciones en buena parte del país,  pero continua la angustia en el este y sureste por la devastacion causada. La situación en la Vega baja de Alicante continúa siendo preocupante. Hay riesgo de que se repitan las riadas por dos nuevas roturas en La Mota del río Segura. La Guardia Civil continúa rescatando a gente de sus casas porque el agua puede subir de nivel. Y en las zonas incomunicadas, decenas de voluntarios colaboran con Policía y Guardia Civil para lleva en kayak comida caliente y medicinas. -Redacción-