Patricia Aguilar y su padre se rencuentras tras haber pasado año y medio secuestrada

Demasiado pronto para que Patricia hable de su pesadilla. Para protegerla, es Alberto Aguilar quien nos relata emocionado el reencuentro con su hija y el regalo de conocer a su nieta Noemi: "Todo fueron abrazos, besos, lloros, muchas emociones", asegura. Un año y medio de búsqueda hasta llegar a una infravivienda en la selva peruana. La joven ilicitana había viajado hasta allí tras ser captada en internet por el líder de una secta. Dio luz allí a su bebé y convivió en condiciones insalubres con otras dos mujeres, también manipuladas por el falso gurú. Al principio no quería abandonar lo que consideraba su hogar. Pero al volver a ver a sus familiares pidió regresar a España.-Redacción--Redacción-