El Parlamento Europeo descarta la inmunidad de Puigdemont salvo que recoja su acta de eurodiputado en Madrid

Carles Puigdemont, en una imagen de archivo./EFE
Carles Puigdemont, en una imagen de archivo. / EFE

La Eurocámara recuerda la ley española que obliga a los eurodiputados electos la «presencia física» para recoger su escaño

CRISTIAN REINOBarcelona

Carles Puigdemont ha recibido este miércoles por la tarde un serio revés del Parlamento europeo. Un informe de los servicios jurídicos de la Cámara de Estrasburgo concluye que el expresidente de la Generalitat no podrá regresar a España sin riesgo de ser detenido, solo por el hecho de haber sido elegido como europarlamentario. Hace un mes, Puigdemont anunció que liderará las listas de JxCat a las elecciones europeas. Y lo hizo con el gancho de que en cuanto sea europarlamentario electo podría regresar a Cataluña, en virtud de la inmunidad que tienen los diputados europeos. Puigdemont señaló que la «inmunidad a todos los efectos comienza en el momento en que eres elegido». La Eurocámara, en cambio, señala que el periodo de inmunidad empieza en cuanto se recoge el acta. Y para ello, se requiere la «presencia física» en Madrid, por lo que Puigdemont correría el riesgo de ser arrestasdo. «Si fuera detenido», «las autoridades judiciales españolas tendrían que autorizar que pudiera cumplir los trámites» para tomar su acta y jurar o prometer la Constitución, según el informe. «Sin esa autorización, la recogida del escaño dependería de las autoridades judiciales españolas», recalca el dictamen de los servicios jurídicos del Parlamento de Estrasburgo.

Por tanto, el Parlamento Europeo, a partir del informe encargado por el presidente de la Cámara comunitaria, Antonio Tajani, cierra las puertas a los planes de Puigdemont. Y señala que las prerrogativas derivadas de ser eurodiputado, como la inmunidad, solo son efectivas a partir de que se constituye la Eurocámara. Según el informe, en caso de que un candidato «con una orden de detención en España» sea elegido eurodiputado, como podría ocurrirle a Puigdemont, «su presencia en Madrid es obligada (ante la Junta Electoral) para jurar o prometer la Constitución española y para que sea incluido en la lista de diputados que las autoridades del Estado comunicarán al Parlamento Europeo».

Todo ello es necesario antes de recoger el acta y de tener inmunidad parlamentaria, por lo que el ex mandatario catalán deberá correr el riesgo de ser detenido si quiere recoger su acta en el Congreso de los Diputados. Puigdemont, en cambio, aseguró que el reglamento de la Eurocámara señala que el Estado español solo tiene que comunicar el resultado de los comicios y dar a conocer la lista de diputados elegidos. El informe cita la ley española de régimen electoral, que señala que «en el plazo de cinco días desde su proclamación, los candidatos electos deberán jurar o prometer acatamiento a la Constitución ante la Junta Electoral Central».

Tras el informe de la Eurocámara, Puigdemont ha abrazado el victimismo. «Veo que Antonio Tajani también ha leído el editorial de 'El País», ha afirmado. Hacía referencia, al editorial del diario madrileño que titulaba días atrás: «Apartar a Puigdemont». Desde el entorno del expresidente llevan días asegurando que las elecciones generales del 28-A versan sobre este extremo. Y han apuntado que Tajani está obsesionado con el expresidente catalán y que trabaja para el Estado español. Estos mismos argumentos se vertieron sobre Tajani hace un mes cuando vetó una conferencia del líder nacionalista en el Europarlamento. Según Josep Costa, vicepresidente de la Cámara catalana y asesor jurídico del dirigente nacionalista huido en Bruselas, «diga lo que diga Tajani, que no es una figura neutral», el Parlamento Europeo «interpreta desde 1986 (informe Donnez), que la inmunidad parlamentaria tiene efecto desde el momento en que un diputado es proclamado electo».

Para las elecciones catalanas del 21-D de 2017, Puigdemont utilizó la misma estrategia y aseguró que si ganaba los comicios, regresaría al Palau de la Generalitat como presidente catalán, aun a riesgo de ser detenido. Hasta la fecha no lo ha hecho, a pesar de que las tres fuerzas secesionistas sumaron mayoría absoluta.

Respecto a los candidatos en prisión, el informe de la Eurocámara señala que las autoridades españolas «han dado permisos penitenciarios en el pasado para cumplir» con el objetivo de tomar el acta y jurar la Constitución, pero añade que eso se ha decidido «caso por caso y según las circunstancias».