La nueva ley de protección de datos se estrena con envíos masivos de mails

Avalancha de correos y notificaciones de nuestras aplicaciones. Nos ha pasado a todos estos dias por la RGPD, la ley General de Protección de Datos europea que entró en vigor el pasado viernes. No nos hemos parados a leer las nuevas parrafadas, más cortas pero parrafadas, que nos traen más derechos. También podemos exigir el derecho al olvido. Las multas pueden llegar a los 20 millones de euros o un 4% de la facturación, lo que sea mayor. Para el común de los mortales estos días solo ha sido un no parar de clicks (parecidos a los que hacemos a diario cuando instalamos una aplicacion) pero cuidado, los expertos alertan que entre tanta comunicación puede haber también piratas informáticos. La nueva ley afecta a las empresas que operen en Europa. Y es más restrictiva que en Estados Unidos, allí algunas webs de medios importanes como Los Angeles Times que no se han adaptado a la normativa han tenido que bloquear su acceso a los usuarios europeos. Para otras la privacidad tienen un precio y por ahí puede que vaya el futuro. En el Washington Post se puede navegar gratis, pero si no se quiere anuncios o seguimiento habrá que pagar una suscripción premium.