La mujer de Bárcenas acaba en la cárcel al no poder pagar la fianza

Rosalía Iglesias, ayer, a su llegada a la Audiencia Nacional. :: carlos hidalgo / EFE/
Rosalía Iglesias, ayer, a su llegada a la Audiencia Nacional. :: carlos hidalgo / EFE

El exmarido de Ana Mato también ingresó en Soto del Real por no reunir la caución que le exigía la Audiencia Nacional

MELCHOR SÁIZ-PARDO

madrid. Luis Bárcenas vio ayer a media tarde cumplida su peor pesadilla: su mujer, Rosalía Iglesias, convertida en una presa más en el módulo 13 de la cárcel de Soto del Real, el mismo centro de la sierra madrileña donde él mismo ingresó el pasado lunes para enfrentarse a una larga temporada entre rejas. Pero la pesadilla del extesorero del PP no durará mucho. Los familiares y amigos del matrimonio -particularmente el único hijo de ambos, el cantante Willy Bárcenas, líder del grupo musical 'Taburete'- se movilizaron para cubrir la fianza de 200.000 euros que la Audiencia Nacional exigió a Iglesias para librarse de seguir en prisión, al menos hasta que el Tribunal Supremo haga firme la sentencia de la primera época del 'caso Gürtel' (1995-2002). Detrás del furgón policial que transportaba a la mujer de Bárcenas, flanqueó las puertas de Soto el vehículo que llevaba a Jesús Sepúlveda, el exmarido de Ana Mato, quien tampoco pudo reunir la caución de 100.000 euros que le hubiera permitido no pisar, de momento, la cárcel.

En la Audiencia Nacional se volvió a vivir una jornada frenética, sobre todo cuando el tribunal comunicó a Iglesias al filo de la una de la tarde que tenía poco más de dos horas para reunir los 200.000 euros. Al final, los allegados de la condenada ayer no pudieron llegar a tiempo avalar esa cantidad, que, según la sala, aminoraría el riesgo de que escape al extranjero. El tribunal, en su auto, reconoce que «el hecho de que su marido se encuentra en prisión es una circunstancia que puede paliar ese riesgo de fuga». Sin embargo -afirman los magistrados- «no podemos obviar la importante cantidad de recursos económicos que el matrimonio llegó a acopiar con la ilícita actividad delictiva desplegada por ambos cónyuges, de los que, al menos en parte, tenía capacidad de disposición Rosalía Iglesias». Los magistrados creen que los 200.000 euros son una cantidad «acorde con los beneficios que le reportó el saqueo de fondos públicos, «parte de los cuales no se ha conseguido localizar».

Iglesias fue condenada el jueves a 15 años de cárcel por apropiación indebida, estafa procesal, falsedad documental y blanqueo de capitales, básicamente por cooperar con su marido en sacar su fortuna opaca de España. Según la sentencia, ella no era «un simple objeto» que se limitaba a seguir las instrucciones de Bárcenas, sino que «tenía capacidad de decisión sobre la disponibilidad» de sus fondos y así lo «evidencian» tres «significativas transferencias» de 178.072 euros que hizo a Bermudas.

En cuanto Rosalía Iglesias pague saldrá de prisión, pero tendrá los movimientos limitados. La sala ya le ha avisado que le retirará el pasaporte, le prohibirá salir de España y le obligará a presentarse cada quince días en el juzgado.

«Elenco de delitos»

Jesús Sepúlveda, junto con Iglesias, fue el único de los doce condenados que ayer pasaron por la Audiencia Nacional para conocer su futuro procesal y a los que el tribunal impuso algún tipo de fianza. A pesar de que la caución al exalcalde de Pozuelo de Alarcón era la mitad de la de la mujer de Bárcenas, el exmarido de la exministra tuvo muchos más problemas para acercarse a los 100.000 euros. Según explicaron fuentes jurídicas, Sepúlveda tiene embargados buena parte de sus bienes y su círculos de allegados «no es tan amplio» como el de los Bárcenas.

El tribunal justificó la necesidad de imponerle una fianza por «su participación en un importante elenco de delitos relativos a la corrupción», casi a la altura -explica la sala- de los ilícitos de los tres condenados a los que mandó el lunes a la cárcel sin fianza alguna (el propio Bárcenas condenado a 33 años; el exalcalde de Majadahonda Guillermo Ortega, 38 años; y el exconsejero madrileño Alberto López Viejo, 31 años). Sin embargo, para el tribunal Sepúlveda amerita un «tratamiento diferente» que los tres principales condenados porque su pena (14 años y 4 meses) es significativamente menor.

Al el resto de condenados, la audiencia solo les impuso como medidas cautelares entregar el pasaporte, no salir del país y comparecencias. Se trata del contable de la trama José Luis Izquierdo (17 años y 7 meses); el exconcejal de Majadahonda Juan José Moreno (15 años y 2 meses); la exesposa de Correa Carmen Rodríguez Quijano (14 años y 8 meses); el presunto testaferro de la red Antonio Villaverde (8 años y 2 meses); el exedil de Estepona Ricardo Galeote (7 años y 10 meses); el exviceconsejero madrileño Carlos Clemente (5 años y 9 meses); la esposa de López Viejo, Teresa Gabarra (4 años); el exdiputado del PP Jesús Merino (3 años y 7 meses); el testaferro de Barcenas Iván Yáñez (3 años) y el exasesor de López Viejo Pedro Rodríguez Pendás (3 años).

 

Fotos

Vídeos