Un ministerio de Estado que será garante del respeto a la Constitución

Robles y Cospedal. :: j. c. h. / efe/
Robles y Cospedal. :: j. c. h. / efe

La titular de Defensa se compromete a trabajar en la modernización de las Fuerzas Armadas

A. A.

madrid. El control de las Fuerzas Armadas pasa de manos de una ministra a las de otra después de que ayer María Dolores de Cospedal entregase la que ha sido su cartera durante el último año y medio a Margarita Robles.

La nueva titular de Defensa, que también se hará cargo del Centro Nacional de Inteligencia (CNI), se estrenó en el puesto con un discurso muy institucional, repleto de conceptos patrióticos y provisto de alguna advertencia. «Si hay un ministerio de Estado este es el de Defensa», afirmó la ministra, a quien acompañaron, entre otros, la exvicepresidenta del Gobierno María Teresa Fernández de la Vega, el juez Pablo Ruz o el magistrado del Tribunal Constitucional Cándido Conde-Pumpido. A continuación, recordó que las Fuerzas Armadas son las garantes del respeto a la Carta Magna. Fue un guiño a la unidad de España y al soberanismo: «No hay Estado de derecho si no hay Constitución. Con la Constitución, todo, diálogo y tolerancia. Fuera de ella, nada, y las Fuerzas Armadas son las que nos protegen porque tienen esa misión de defensa del ordenamiento».

Nacimiento
León, 1956.
Trayectoria
Presidenta de la Audiencia de Barcelona (1991-1993), subsecretaria de Justicia (1993-1994), secretaria de Estado de Seguridad (1994-1996), miembro del Poder Judicial (2008-2013)
Sus retos
Modernizar las Fuerzas Armadas en cumplimiento del compromiso con la OTAN.

La titular de Defensa se comprometió a trabajar por la modernización de las Fuerzas Armadas, tal y como ya hizo el anterior Gobierno ante los socios de la OTAN. Lo que no ha avanzado aún el Gobierno socialista son los recursos que asignará a esta tarea.

MARGARITA ROBLESDefensa

No olvidó a los soldados que han perdido la vida en acto de servicio en los últimos 15 años. A las familias de estos 330 militares les expresó su reconocimiento y se comprometió ante ellas a pedir perdón «cuantas veces sea necesario».

Robles cerró su discurso de toma de posesión con un recuerdo a Carme Chacón, fallecida en abril del año pasado y primera mujer en tener bajo su mando las Fuerzas Armadas. En sus primeras horas al frente de Defensa, Robles ya pasó revista a las tropas y brindó por España y el Rey.

El traspaso de poderes entre la secretaria general del PP y la hasta ahora portavoz socialista en el Congreso era uno de los que más expectación había generado. Se desarrolló dentro de una absoluta cordialidad. Tras señalar que su paso por el Ministerio de Defensa ha sido un regalo inmerecido, Cospedal deseó «toda la suerte del mundo» a su sucesora «porque será también la suerte de España».

 

Fotos

Vídeos