Marlaska tacha de «fantasías» las amenazas de Villarejo a Sánchez

M. S. P.

madrid. El Gobierno no se cree que José Manuel Villarejo vaya a tirar de la manta y revelar los secretos más recónditos -que dice conocer- del CNI, entre ellos la existencia de un archivo con datos comprometedores de las más altas instancias del Estado o las maniobras de los servicios secretos para entorpecer investigaciones o airear trapos sucios de la Monarquía.

Si el miércoles fue la ministra de Defensa, Margarita Robles, la que aseguró que el Gobierno de Pedro Sánchez (al que Villarejo ha remitido una carta amenazando con descubrir los secretos del CNI) no se va a plegar a ningún chantaje, ayer fue el titular de Interior el que descalificó al excomisario. «El Estado de Derecho es muy fuerte y las ideas y las fantasías de cualquier individuo o sujeto poco pueden hacer contra el Estado de Derecho», apuntó Fernando Grande-Marlaska.

También la dirección de Instituciones Penitenciarias puso ayer en entredicho los temores de Villarejo por su vida en la cárcel de Extremera. Prisiones apuntó a una «invención» cuando el excomisario habla de «tortura psicológica» de los funcionarios.