Marlaska recibe a los colectivos de víctimas del terrorismo

L. GIL BILBAO.

Fernando Grande Marlaska se reunirá mañana con todas las asociaciones y fundaciones de víctimas del terrorismo en la sede del Ministerio del Interior en Madrid. Se trata de uno de los primeros gestos del nuevo ministro, que siempre ha mostrado su cercanía hacia los damnificados. Llega después de que el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, anuncie su intención de cambiar la política penitenciaria con los presos de ETA.

Más allá de presentarse formalmente a todos los colectivos de víctimas -se espera que acuda una persona en representación de cada uno de ellos-, Marlaska deberá abordar una cuestión especialmente delicada: el posible acercamiento de los reclusos de la banda a cárceles próximas a Euskadi y la flexibilización de las condiciones para que puedan mejorar de grado y obtener beneficios.

En su primera entrevista como jefe del Ejecutivo, que se emitió el lunes por la noche en Televisión Española, Sánchez 'tiró la piedra', y ahora le toca al ministro del Interior no esconder la mano. Las asociaciones de víctimas consideran que «guste o no lo que diga», Marlaska les contará «la verdad», así que confían en que el nuevo responsable de Interior les despeje las dudas sobre cuál será el proceder del Gobierno en esta cuestión.

La última vez que todos los colectivos de damnificados por el terrorismo se sentaron en una misma mesa con el Ejecutivo central fue el pasado mes de mayo. Entonces los interlocutores fueron Mariano Rajoy y Juan Ignacio Zoido, su ministro del Interior. Rajoy evitó aclarar ante las víctimas si facilitaría el acercamiento de presos de ETA. Se limitó a afirmar que no habría «impunidad» y que el Ejecutivo cumpliría «escrupulosamente la ley». Una semana después, se conoció que Interior había encargado un censo sobre la situación de los reclusos enfermos y en segundo grado, lo que soliviantó a las víctimas.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos