El PP de Madrid entra en ebullición antes de conocer sus candidatos

NURIA VEGA MADRID.

Antes de que «el corazón se le detenga a más de uno», el PP de Madrid confía en que hoy la dirección nacional del partido adelante los nombres de sus candidatos al Ayuntamiento de la capital y al Gobierno de la comunidad. El hermetismo ha llevado a los populares madrileños a punto de ebullición y al estado propicio para que proliferen las quinielas de posibles aspirantes. Pero en la cúpula de los conservadores insisten en que la decisión no se toma en los corrillos políticos.

La opción de fichar a un independiente para alguna de las dos plazas es más que probable. El secretario general del PP, Teodoro García Egea, dejó el martes esa puerta abierta. «Al igual que en Barcelona, podríamos contar con personas que puedan aportar lo mejor de sí mismos», argumentó tras poner en valor las aportaciones de «la sociedad civil».

En el partido -no en la dirección- apuntan a la expresidenta del PP vasco María San Gil o a la exdiputada Cayetana Álvarez de Toledo para el Consistorio, pero la primera estaría descartada. Pablo Casado siempre podría inclinarse por mantener al actual portavoz, José Luis Martínez-Almeida. Pero fuentes conservadoras creen que su líder «se la juega» en Madrid, que debe encontrar un tándem ganador en el Ayuntamiento y la Comunidad para frenar a Vox y retener el Gobierno regional, presidido ahora por Ángel Garrido, pendiente también de su futuro. Madrid, insisten, es «la casa de Casado», un bastión de los populares y un territorio con proyección nacional.

Donde ayer quedó descartada la posibilidad de un independiente es en Valencia. La exconsejera de Educación, María José Catalá, batallará por esta alcaldía que para el PP ha estado ligada al nombre de Rita Barberá. El anuncio apartó de las especulaciones al eurodiputado Esteban González Pons, que ya había conseguido el compromiso de Mariano Rajoy de seguir en la política europea.