JxCat y EH Bildu se quedarán sin grupo en el Congreso

JxCat y EH Bildu se quedarán sin grupo en el Congreso
Efe

No cumplen el requisito del 15% de los votos en las circunscripciones que se presentaron

R. G.

Todo apunta a que Junts per Catalunya y EH Bildu se quedarán esta legislatura sin grupo en el Congreso. Ambas formaciones independentistas no cumplen el requisito de haber obtenido el 15% de los votos en las circunscripciones por las que se presentaron en las elecciones del 28 de abril. Carecer de grupo resta protagonismo político y merma los ingresos económicos.

PSOE, PP, Ciudadanos, Unidas Podemos, Vox y Esquerra lo tendrán porque cumplen con la condición de haber obtenido un mínimo de 15 diputados. El PNV no los tiene, se quedó en seis, pero se acoge a la fórmula de tener más de cinco escaños y reunir más del 15% de las papeletas en las circunscripciones que se presentó. Por tanto, habrá siete grupos parlamentarios.

 Junts per Catalunya logró siete diputados, pero no alcanzó el 15% de los votos en Cataluña, se quedó en 12%, y en Tarragona ni Barcelona tampoco llegó al 15. EH Bildu se quedó en cuatro asientos, y aunque en el País Vasco consiguió el 16,7% de los sufragios, no superó el listón de los votos en Álava y Vizcaya ni en Navarra, territorio en el que además no logró escaños.

Salvo que la Mesa del Congreso haga el jueves una interpretación muy flexible del reglamento de la Cámara, ambas formaciones tendrán que acomodarse en el Grupo Mixto, como en la pasada legislatura. En el órgano de gobierno del Congreso, los independentistas solo podrá contar con el apoyo de Unidas Podemos. No así con el de PSOE, PP y Ciudadanos.

JxCat y EH Bildu tendrán que compartir el tiempo de intervención para sus portavoces con Coalición Canaria, que tiene dos diputadas, Navarra Suma, también dos, Compromís y Partido Regionalista de Cantabria, que cuentan con uno cada uno.

EH Bildu pretendía formar parte del grupo de Esquerra, así lo acordaron la secretaria general de los republicanos, Marta Rovira, y Arnaldo Otegi en una reunión en Ginebra el 19 de abril. Pero ERC registró su grupo en el Congreso sin contar con los diputados de la izquierda abertzale.

Carecer de grupo propio resta visibilidad política porque sus portavoces rara vez tienen más de cinco minutos para intervenir ante el pleno ni tienen una presencia asegurada en las comisiones porque deben repartirse los puestos con el resto de miembros del Mixto. Tampoco podrán disfrutar íntegra de la subvención de 28.597 euros mensuales y otra aportación variable en función del número de diputados que toma como base 1.645 euros por escaño.