Justicia denuncia a la Fiscalía el vídeo difundido por el PP que ironiza con la muerte de Sánchez

MATEO BALÍN

madrid. El Ministerio de Justicia ha remitido una denuncia a la Fiscalía General del Estado en la que pide investigar «desde una perspectiva jurídico penal» si hay delito en el vídeo difundido por el PP, a través de su cuenta oficial de Twitter, que ironizaba con la muerte del presidente Pedro Sánchez.

Según han confirmado fuentes jurídicas, la denuncia ya está en el registro del Ministerio Público, que abrirá diligencias de investigación para analizar si los hechos tienen relevancia penal. En caso afirmativo se remitiría la denuncia a un juzgado competente; de lo contrario, se decretaría el archivo de las actuaciones. Para ello la Fiscalía tiene hasta seis meses de plazo para tomar una decisión, según marca la ley.

Las mismas fuentes señalaron que la denuncia remitida por Justicia no se centra en el autor del vídeo, el actor y humorista Ignacio de la Puerta, sino en el hecho de que el PP, desde su cuenta oficial de Twitter (683.000 seguidores), hayan difundido la grabación con publicidad.

El vídeo fue colgado por el autor en su canal de Youtube el jueves 3 de enero. En el audiovisual un niño ironiza sobre la muerte de Sánchez en su carta a los Reyes Magos y el mismo fue reproducido el sábado 5 por el PP en su cuenta de esta red social, aunque posteriormente fue borrado ante la avalancha de críticas que suscitó la mención al presidente.

«Ha sido un error»

El documento visual de poco más de un minuto de duración, que ha tenido ya 875.000 reproduciones, fue subido el pasado sábado a las 11:23 de la mañana por la cuenta del PP. Se tapó la cara del menor y en su mensaje de acompañamiento se decía: «Queridos Reyes Magos, nuestro presidente favorito es... Pedro Sánchez». Dos horas después eliminaron el tuit y pidieron disculpas. «No era nuestra intención ofender ni desear mal a nadie. Ha sido un error. Felices Reyes Magos a todos».

Pero lejos de amainar la polémica o dejarla en un monólogo más de mal gusto en una red social, el PSOE contraatacó una hora después de su publicación. «Afortunadamente los partidos políticos estamos para algo más que para desear la muerte al presidente del Gobierno. Condenamos y exigimos la retirada de este tuit».

La controversia ya estaba servida. Más si cabe cuando fuentes del Gobierno anunciaron de forma posterior que la vicepresidenta del Gobierno, Carmen Calvo, había contactado con la ministra de Justicia, Dolores Delgado, para que trasladase el tuit a la Fiscalía.