Ana Julia Quezada repetía todos los días: "Hoy aparece el niño"

Persona fría, calculadora con dos caras. O encerrada en la habitación o ganas de organizarlo todo.  Hoy ha declarado, el  hermano de ángel. Él y su familia viven, junto a la finca de Rodalquilar. Durante la búsqueda, estaban a escasos metros del cadáver. Si le extrañó el modo en el que estaban dispuestas las herramientas con las que Ana Julia enterró al pequeño Gabriel. La pala podría ser de su hermano, aunque le sorprende, en lo que no tiene dudas es en el hacha. Y por eso la fiscalía la acusa también de alevosía, no muerte accidental sino premeditada.  Con el paso de los días, su forma de actuar iba cambiando. Colocar la camiseta del pequeño Gabriel se ajustaba a su plan. Un plan que pensaba que iba a funcionar. Los investigadores han grabado conversaciones de Ana Julia en la que repite, tranquila, no vas a ir a la cárcel.