Vuelven las multas a Madrid Central para proteger «la salud y al medio ambiente»

Vuelven las multas a Madrid Central para proteger «la salud y al medio ambiente»

Un juzgado dictamina que el nuevo gobierno del PP no puede derogar la medida de Carmena sin ofrecer una alternativa

Doménico Chiappe
DOMÉNICO CHIAPPEMadrid

Un juzgado de Madrid ha decidido que se deben volver a multar a los conductores de los coches que circulen por el área central de Madrid sin cumplir la normativa de emisiones o ser vecinos de la zona. Un Juzgado de lo Contencioso-Administrativo de la capital ha apreciado que «la existencia de deficiencias en el sistema de multas debe ceder ante la protección a la salud y al medio ambiente».

Otra de las razones para reimponer la medida sancionadora es que la nueva autoridad municipal -una alianza del PP, Ciudadanos y Vox, liderada por José Luis Martínez-Almeida-, que derogó la resolución del anterior gobierno de Manuela Carmena «no ofrecía ninguna alternativa para suplir la supresión de la zona de bajas emisiones, ni justificaba tampoco que la misma haya sido ineficaz o haya producido un daño mayor del que trataba de evitar en el plano medioambiental».

En la sentencia refrendada este martes por el tribunal madrileño, después de escuchar a las partes, se explica que «la protección a la salud y al medio ambiente son principios que deben regir la actuación de los poderes públicos». En este caso «es exigible en mayor medida, dado que se está suprimiendo una actuación tendente a proteger ambos bienes constitucionales (salud y ecología), sin ofrecer alternativas ni medidas opcionales».

Estas medidas alternativas, según el auto que aún puede ser recurrido ante el Tribunal Superior de Justicia de Madrid, podrían haberse contemplado antes, puesto que la Administración «cuenta con medios suficientes para depurar las anomalías que puedan producirse en un procedimiento sancionador». Para que las «deficiencias» sean «corregidas lo antes posible para que el sistema funcione con todas las consecuencias, incluida la sanción al infractor», dicen los jueces, «no es imprescindible eliminar la vigencia de la zona de bajas emisiones».