Una jornada muy reivindicativa y festiva que acaba sin incidentes

Una joven, durante la Diada ayer en la Diagonal. :: j. lago / afp/
Una joven, durante la Diada ayer en la Diagonal. :: j. lago / afp

Tensión por la presencia de los ultras de la Liga Norte, invitados por la extrema derecha secesionista, en la ofrenda floral a Casanova

C. R.

barcelona. Aunque los CDR habían amenazado con aprovechar la manifestación independentista de la Diada para preparar el bloqueo de la circulación de Barcelona para los próximos días, la movilización de la Diagonal no registró ningún incidente. Ni antes, ni durante, ni después de la protesta. Los que se produjeron fueron ajenos a la marcha secesionista, que rondó el millón de participantes, con muchas familias y niños. «Ningún incidente destacable», afirmaron los Mossos.

Los momentos más tensos se vivieron por la mañana, horas antes de la manifestación de la ANC y Ómnium, en una de las concentraciones convocadas por la izquierda independentista radical. A su paso por la Jefatura Superior de Policía de Cataluña, en el centro de Barcelona, miembros de Arran -la rama juvenil de la CUP- lanzaron botes de humo de colores y pintura. Además, desplegaron una pancarta en un edifico contiguo con la que exigían a las «fuerzas de ocupación» que se marchen de Cataluña. «Uno de octubre, ni olvido ni perdón», gritaron.

También hubo tensión durante la ofrenda floral en el monumento dedicado a Rafael Casanova. No se produjeron las pitadas habituales a los no independentistas. Sin embargo, la presencia de grupos de extrema derecha, partidarios de la causa secesionista, crispó los ánimos a miembros de CDR, de la CUP y de movimientos antifascistas. Los Mossos tuvieron que ponerse en medio para evitar que la tensión derivara en pelea. También acudieron miembros de la Liga Norte, invitados por grupos independentistas de corte supremacista como la organización Som Catalans. Los dirigentes del partido de Salvini llevaban 'esteladas', pero los de la extrema izquierda secesionista arremetieron contra ellos. No consta que se registraran agresiones.

La izquierda radical secesionista se manifestó también por la tarde, después de la gran protesta de la Diagonal, y tampoco en esa protesta se registraron incidentes. Ni siquiera, al menos al cierre de esta edición, las habituales quemas de banderas españolas y europeas o retratos del Rey.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos