Investigan a Camps y a un obispo por la visita del Papa a Valencia

Imagen del escenario instalado en Valencia para recibir al Papa. :: DAMIáN TORRES/
Imagen del escenario instalado en Valencia para recibir al Papa. :: DAMIáN TORRES

El expresidente de la Generalitat acumula ya tres imputaciones relacionadas con tramas de corrupción durante su gestión

A. RALLO VALENCIA.

La visita del Papa, en el verano de 2006, amenaza con convertirse en otro de los grandes asuntos de corrupción de la etapa del Partido Popular al frente de la Generalitat Valenciana. La jueza acaba de impulsar la investigación de las adjudicaciones que se realizaron desde la Fundación V Encuentro, el instrumento impulsado por la Generalitat para la organización de aquel evento y que contaba con la colaboración del Arzobispado y el Ayuntamiento de Valencia.

La causa llevaba en el juzgado desde julio de 2016. La jueza decidió en su día encargar un informe a la UDEF acerca de los correos electrónicos incautados a los principales responsables políticos y religiosos del evento. Ahora, la instructora ha reactivado la causa y ha señalado las declaraciones de los investigados en esta causa.

Entre ellos, destacan, el expresidente de la Generalitat Valenciana Francisco Camps y el que fuera su vicepresidente Víctor Campos. Ambos exlíderes populares comparecerán el próximo 7 de febrero. En la lista de investigados políticos también figura el expresidente de Las Cortes valencianas y ex director general de la Policía, Juan Cotino. No serán los únicos dirigentes que deberán sentarse frente a la titular de Instrucción 5 de Valencia. Uno de los tres obispos auxiliares de Valencia, Esteban Escudero, y el exsecretario del Arzobispado Antonio Corbí, completan la nómina de los imputados más relevantes. Ambos acudirán a la Ciudad de la Justicia tras las vacaciones de Navidad. La secretaria general de la Fundación V Encuentro, Henar Molinero, persona de confianza de Cotino, también ha sido citada a declarar, según pudo confirmar el diario 'Las Provincias'.

'Caso Gürtel'

Las pesquisas analizan la supuesta comisión de delitos de prevaricación, malversación y falsedad y tiene su origen en la pieza separada del 'caso Gürtel' remitida a Valencia por el Juzgado Central de Instrucción número 5 de la Audiencia Nacional, en la que se investigan supuestas irregularidades en las adjudicaciones por parte de la Fundación que organizó la visita del papa Benedicto XVI a Valencia en julio de 2006.

Se investiga si esas adjudicaciones públicas se realizaron sin respetar las normas generales de contratación, sin concurso ni concurrencia pública. Un informe de la Intervención sobre la fundación recoge las cuantiosas cantidades pagadas para celebrarse el evento (el altar costó 1,5 millones; el alojamiento, 1,7 millones; 3,1 millones para urinarios y más de 22 millones en total) y la ausencia de datos primordiales en las contrataciones, lo que lleva a los interventores a señalar una «ausencia general» del cumplimiento de la legalidad.

Camps acumula ya tres investigaciones en sendos casos que investigan diferentes aspectos de su etapa al frente de la Generalitat, pues a esa causa hay que unir otras dos por supuestas irregularidades en la organización de los grandes premios de Fórmula 1 en Valencia, en el llamado 'caso Valmor'.