Los investigadores creen que la niña asesinada en Vilanova se defendió de un intento de agresión sexual

Según la autopsia, Francisco López estranguló y acuchilló a la pequeña Laia, de 13 años. Los investigadores creen que intentó agredirla sexualmente y ella se defendió. Ayer los agentes volvieron al piso con el detenido para hacer una reconstrucción del crimen. Había tanta sangre, que había intentado limpiar, que tardaron 12 horas en hacer el registro. Horas en las que el presunto asesino estuvo cabizbajo y en silencio por consejo de sus abogados. Minutos antes de la desaparición de Laia, Francisco estuvo bebiendo en el bar que está justo en frente de su edificio. Los agentes revisan las camaras de seguridad para saber si volvió a casa cuando vió a la niña en el portal, si estaba esperándola. Lo que no sabemos todavía es porqué la mató.Es una de las preguntas que mañana le hará el juez cuando le interrogue.