Una investigación de los Mossos salpica a la consejera de Cultura

R. C. BARCELONA.

Los Mossos d'Esquadra registraron ayer la sede del Centro de Telecomunicaciones y Tecnologías de la Información (CTTI) de la Generalitat y de la Institución de las Letras Catalanas en el marco de un dispositivo para investigar una supuesta contratación irregular para la creación de páginas web.

Según informó la cadena Ser, agentes de la policía catalana se personaron a primera hora de la mañana en la sede del CTTI y de la Institución de las Letras Catalanas para buscar información vinculada con esta investigación, que se mantiene bajo secreto de actuaciones. Las fuentes consultadas por Efe desvincularon la operación de ayer con la investigación al CTTI por su papel durante el referéndum del 1-O, por el que este centro ya fue objeto de varios registros por parte de agentes Guardia Civil en los días previos y posteriores al referéndum ilegal.

En la operación, los investigadores indagan supuestos contratos irregulares para desarrollar páginas web oficiales. Se sospecha que se pudieron fraccionar contratos para evitar así la obligación de sacarlos a concurso público. La Institución de las Letras Catalanas estuvo dirigida desde 2013 por la actual consejera de Cultura, Laura Borràs. La dirigente catalana defendió ayer la limpieza de su gestión durante el tiempo que permaneció al frente de la institución catalana.

«Orgullosa»

En declaraciones a la agencia de noticias ACN, la consejera de Cultura afirmó sentirse orgullosa de la labor que realizó al frente del Institución de las Letras Catalanas. La suya, insistió, fue una labor «determinada, honesta y transparente».

Borràs también se declaró dispuesta a colaborar en todo momento con la investigación con el fin de aclarar cualquier duda que pueda surgir en torno a los contratos que se firmaron durante su mandato.

 

Fotos

Vídeos