Indignación y rabia en Vilanova tras el asesinato de una menor a manos de un vecino

Laia, una niña de 13 años, fue asesinada anoche. El presunto culpable es un vecino, Francisco Contreras, que hoy ha sido conducido de vuelta a su piso para una reconstrucción. La niña tenía heridas de arma blanca y su cuerpo estaba oculto bajo un colchón. Como cada día sus abuelos paternos la recogen en la puerta del colegio a las 6 de la tarde y la llevan a su casa. A las 7 llega su padre a recogerla. Llama por teléfono para que vaya bajando y la espera en el coche.Pero Laia no cruza el portal y saltan todas las alarmas. La niña es autista y se desorienta con facilidad. Todo el mundo la conoce en el barrio, por sus rasgos orientales y sus gafas de pasta azul, y todos la buscan.A las nueve y media, dos tíos de la niña deciden ir puerta por puerta a casa de todos los vecinos.Francisco, el presunto asesino les abre recién duchado, cosa que les hace sospechar y a los 20 minutos deciden volver para revisar ese piso. Francisco se niega a abrir la puerta, pero la empujan y mientras uno le sujeta el otro busca a Laia por la casa.Laia está debajo de un colchón. Le falta ropa y tiene varias cuchilladas. ¿Porqué la mató?, es lo que los agentes tratan de averiguar.-Redacción-