Médicos, universitarios, profesores y funcionarios toman la calle para presionar a Torra

Estudiantes cortan la calzada central de la avenida Diagonal de Barcelona. / EP

Las protestas sociales marcan el inicio de las negociaciones sobre los presupuestos catalanes

CRISTIAN REINOBarcelona

Jueves caliente en las calles de Barcelona, donde esta mañana han confluido protestas sociales de diferentes colectivos, como los médicos de la atención primaria, los de los centros concertados, también profesores universitarios y alumnos, profesores de la enseñanza pública y funcionarios. Todos ellos reclaman mejoras en sus ámbitos, que se aumente la inversión pública y que se reviertan los recortes que aún colean de los años anteriores.

Los colectivos marchan desde las 12.30 en una manifestación conjunta que acabará en la Cámara catalana, donde ayer se vivieron momentos de tensión, cuando un grupo de bomberos intentó entrar a la fuerza al Parlamento y los Mossos tuvieron que cargar para impedirlo.

Los médicos de los ambulatorios y de la concertada han salido a la calle por cuarto día consecutivo, de los cinco días previstos esta semana de huelga. Los galenos han vuelto a protestar ante la sede del Instituto Catalán de la Salud y más tarde se han sumado a la marcha junto a universitarios, profesores y universitarios, después de que fracasaran las negociaciones de ayer. Ambas partes, en cualquier caso, se han conjurado para llegar a un acuerdo lo antes posible.

La Generalitat atendió ayer a una buena parte de las reclamaciones de los médicos, como fue poner sobre la mesa una inversión de 100 millones en la atención primaria, así como la contratación de 200 galenos, de los 900 que piden los profesionales. «Es un paso en la buena dirección», han apuntado esta mañana representantes sindicales de los médicos. Pero los facultativos y la administración autonómica siguen encallados por la reivindicación de los médicos de que se limite el número de visitas diarias de cada colegiado a 28 (la saturación de los ambulatorios les lleva a tener 35 en la actualidad). La Generalitat se niega, en cualquier caso, a atender esta demanda, lo que impide el acuerdo.

En el caso de los universitarios, reclaman una rebaja del 30% en las tasas universitarias en los centros públicos catalanes, los más caros de España. Los docentes universitarios piden por su parte mejoras laborales y salariales. Mientras, los profesores de la primaria y la secundaria piden aumentar las plantillas, reducir las horas de cada profesor y rebajar el ratio de alumnos por aula. «Basta ya de recortes, que se reviertan de una vez», según fuentes de los sindicatos convocantes de la protesta de los docentes. «Ya toca que se invierta dinero para la enseñanza pública tras años de crisis», han apuntado.

Por lo que respecta a los funcionarios de la Generalitat, la protesta de hoy es solo un aperitivo de la que han convocado los sindicatos mayoritarios para el 12 de diciembre para reclamar que se les devuelvan las pagas extras que la administración catalana les recortó años atrás.

Las movilizaciones de hoy marcan el inicio de las negociaciones entre la Generalitat y los comunes para aprobar los Presupuestos de Cataluña. Representantes de la Consejería de Economía y de Catalunya en Comú se reúnen hoy por la tarde para empezar a buscar un posible acuerdo, que pasaría, según los comunes, por una subida del gasto social de 1.700 millones. El vicepresidente de la Generalitat y consejero de Economía, Pere Aragonès, supeditó ayer resolver parte de las reivindicaciones de los colectivos que se han echado a la calle a poder aprobar los presupuestos catalanes.

 

Fotos

Vídeos