Torra urge a Sánchez a formar gobierno cuanto antes para sentarse a dialogar

El presidente de la Generalitat de Cataluña, Quim Torra. / EP

El Govern trata de alejar el fantasma del adelanto electoral en Cataluña y se abre a aprobar sus cuentas incluso con el PSC

CRISTIAN REINOBarcelona

El Ejecutivo catalán ha asegurado este martes por la mañana tras su reunión semanal que necesita la formación inmediata de un Gobierno en el conjunto del Estado para poder «interlocutar» y sentarse a hablar para buscar una solución a la cuestión catalana. La consejera de Presidencia, Meritxell Budó, ha abogado por un Gobierno que pueda tomar decisiones ya y salga de la situación de provisionalidad. «Queremos sentarnos a dialogar. Hace falta un Ejecutivo con el que poder hablar», ha asegurado. Eso sí, el Govern ha evitado tomar partido sobre si los grupos secesionistas tienen que apoyar o no la investidura de Pedro Sánchez, toda vez que el candidato socialista afronta la investidura sin apenas apoyos.

Según Budó, el Ejecutivo catalán quiere mantener una posición de «neutralidad» en este sentido, pues se trata de una decisión que corresponde adoptar a las formaciones. Meses atrás, después de que Quim Torra lanzara un ultimátum a Pedro Sánchez y le amenazara con retirarle el apoyo, Esquerra saltó con contundencia y le avisó que «por los diputados de Esquerra en Madrid solo habla Esquerra». Budó ha insistido en que el Gobierno central y el catalán deben sentarse en una mesa para buscar una solución al conflicto catalán desde la premisa de que se debe poder hablar de todo «sin exclusiones». Sánchez ha reiterado en infinidad de ocasiones, que nunca negociará un referéndum.

El Govern busca interlocutor en Madrid y en Barcelona trata de trasladar una imagen de estabilidad. A pesar de la crisis abierta entre JxCat y ERC como consecuencia del pacto entre los nacionalistas y el PSC en la Diputación de Barcelona, el Ejecutivo catalán se esfuerza en que la guerra interna entre las fuerzas secesionistas no se traslade al Gobierno. Su voluntad, ha dicho Budó, es poder aprobar los Presupuestos de 2020 y poder ejecutarlos. Trata de ahuyentar el fantasma del adelanto electoral, que Esquerra quiere, mientras que JxCat rechaza. «La potestad de convocar elecciones corresponde al presidente de la Generalitat, pero no está sobre la mesa una posible convocatoria. No hay elecciones a la vista», ha asegurado la portavoz gubernamental. El Govern se prepara para abrir negociaciones para aprobar las cuentas y no descarta a nadie, ni a la CUP, ni a los Comunes ni al PSC.

Mientras, el Gobierno de la Generalitat ha pedido y exigido «responsabilidades» al Ejecutivo central, a raíz de la publicación en el diario Público de una información que apunta que el Iman de Ripoll, cerebro de los atentados del 17-A en Barcelona y en Cambrils en 2017, era confidente del CNI hasta el mismo día en que se cometieron los atentados. «Por respeto a las víctimas y a la ciudadanía, hay que aclarar los hechos, pedimos máxima transparencia», según Budó. El Govern, en cualquier caso, ha evitado dar apoyo a las teorías de la conspiración, lanzadas este martes por la mañana por diversos dirigentes secesionistas, como la exdiputada de la CUP, Mireia Boya, que ha asegurado que el CNI estaba detrás del atentado para parar el referéndum del 1-O.

Más información: