El Gobierno investiga el supuesto espionaje de Villarejo para el BBVA

El excomisario José Manuel Villarejo tras prestar declaración en febrero de 2016 en el juzgado de Estepona. :: JORGE ZAPATA / EFE/
El excomisario José Manuel Villarejo tras prestar declaración en febrero de 2016 en el juzgado de Estepona. :: JORGE ZAPATA / EFE

La Audiencia Nacional estudia si abre una pieza separada de las escuchas a miembros del Ejecutivo, banqueros, empresarios y periodistas

RAMÓN GORRIARÁN MADRID.

Para ser un tema «sin relevancia», como dijo hace dos semanas el ahora presidente de honor del BBVA, Francisco González, no está mal que haya tres investigaciones en marcha sobre el supuesto espionaje para esa entidad bancaria del excomisario José Villarejo cuando se libraba la pugna por el control del banco en 2004 y 2005. El Gobierno, la Comisión Nacional del Mercado de Valores y el propio banco tienen procedimientos abiertos, y es probable que sean cuatro si la Audiencia Nacional abre una pieza separada en el sumario del 'caso Tándem', en el que está inmerso el exmando policial, en prisión preventiva desde noviembre de 2017.

La portavoz gubernamental explicó ayer tras la reunión semanal del gabinete que «el ministerio correspondiente está haciendo su propio análisis» del supuesto espionaje que afectó a miembros del Gobierno de José Luis Rodríguez Zapatero, autoridades económicas, banqueros, empresarios y periodistas. Estará listo «en breve», señaló Isabel Celaá, que no precisó qué departamento lleva a cabo el trabajo, aunque todo apunta a que sea Interior.

Las investigaciones están centradas, por ahora, en las escuchas de las conversaciones en 2004 y 2005 de, entre otros, la entonces vicepresidenta del Gobierno, María Teresa Fernández de la Vega; el director de la Oficina Económica del presidente de Gobierno, Miguel Sebastián; el presidente de la Comisión Nacional del Mercado de Valores, Manuel Conthe, y su vicepresidente, Carlos Arenillas, y el presidente y vicepresidente de la constructora Sacyr, Luis del Rivero y Juan Abelló.

Villarejo, mejor dicho su empresa Cenyt, fue contratado por el BBVA presidido por Francisco González para elaborar «informes de inteligencia y dosieres», según consta en el sumario del caso Tándem' que instruye el juez Diego de Egea. El banco ha reconocido que pagó cinco millones de euros por sus servicios entre 2012 y 2017. Pero antes, en 2004, ya había contado con sus servicios. Se libraba la pugna entre la entidad bancaria y Sacyr, que pretendía hacerse con el control de la entidad financiera. El BBVA sospechaba que detrás de aquella operación estaba el Gobierno de Zapatero.

15.000 contactos telefónicos

Según informaron El Confidencial y Moncloa.com, Villarejo diseño la llamada 'operación Trampa' para que los directivos del banco pudieran adelantarse a los movimientos de los supuestos promotores de la maniobra, Sebastián, Del Rivero y Abelló. El excomisario proporcionó al BBVA las transcripciones de hasta 15.000 contactos telefónicos de los impulsores de la operación y otras personas implicadas, desde banqueros y empresarios hasta periodistas e intermediarios. La entidad presidida por Francisco González pagó 517.600 euros. Un grupo de los afectados por aquellas escuchas estudia presentar una querella colectiva contra el exmando policial, el grupo Cenyt (Club Exclusivo de Negocios y Transacciones) y el BBVA.

El banco, que ahora preside Carlos Torres Vila, informó que tiene abierta desde junio de 2018 una investigación sobre «la contratación y los servicios prestados» por Cenyt y solicitó a un despacho de abogados una evaluación «independiente» de los hechos y de los documentos. El BBVA reconoció que, «de ser ciertas» las informaciones que han surgido de aquella etapa, «revestirían una indudable gravedad».

Francisco González, en una entrevista concedida el pasado 30 de diciembre a 'El País', restó importancia a los hechos. «Ese tema para mí no tiene relevancia», señaló. Se trata, prosiguió, de un asunto que lleva «el departamento de seguridad con normas muy estrictas». El ahora presidente del honor del banco dijo también que no sabía nada de la contratación de Villarejo y su grupo Cenyt. «Me entero cuando aparece la primera información hace unos meses. Yo sabía que el banco llevaba a cabo trabajos de inteligencia para defenderse. Hasta donde sé, se han hecho las cosas como hay que hacerlas».

La Comisión del Mercado de Valores anunció ayer que también ha abierto una doble investigación. La primera para determinar los riesgos para las cuentas del banco porque el BBVA, según reveló ayer de madrugada el digital Vozpopuli, facilitó a Villarejo los extractos bancarios de algunos de sus clientes para sus investigaciones. La segunda para detectar los fallos de seguridad y protección de la información de sus directivos. Las conversaciones telefónicas de Conthe y Arenillas fueron grabadas en 2004 por Cenyt.

Más

 

Fotos

Vídeos