La Generalitat niega que el traslado de presos sea fruto de un pacto con Sánchez

El furgón policial que traslada a Junqueras, Romeva, Sànchez y Cuixart, a su llegada ayer al centro penitenciario de Zuera . :: j. cebollada / efe/
El furgón policial que traslada a Junqueras, Romeva, Sànchez y Cuixart, a su llegada ayer al centro penitenciario de Zuera . :: j. cebollada / efe

Junqueras, Romeva y los 'Jordis' durmieron ayer en Zaragoza tras viajar con otros 18 reclusos en un autobús-calabozo

C. REINO / M. SÁIZ-PARDO BARCELONA/MADRID.

La Generalitat niega que el traslado de los líderes independentistas presos por su implicación en el 'procés' a Cataluña ordenado por el Gobierno de Pedro Sánchez sea la contrapartida al apoyo que los partidos secesionistas catalanes dieron a la moción de censura que llevó al líder socialista a Moncloa. Tampoco lo interpreta como un gesto de distensión antes de la cita en la Moncloa del próximo lunes,

«El traslado es una decisión del Gobierno que lo único que hace es cumplir la ley. No es un acuerdo entre gobiernos y no tiene nada que ver con la agenda del día 9», apuntó ayer la consejera de Presidencia, Elsa Artadi. La también portavoz del Gobierno catalán insistió en desvincular la vuelta a Cataluña de los reclusos de la reunión de los presidentes o que ese acercamiento sea una suerte de contrapartida de algo. «Tenemos satisfacción por las familias, nosotros pedimos su liberación, si quieren crear un clima favorable para la reunión, ya saben lo que tienen que hacer», señaló la consejera, al tiempo que reclamaba, una vez más, la excarcelación de los presos a los que el juez del Tribunal Supremo Pablo Llarena mandó a prisión por la intentona secesionista del pasado otoño.

La portavoz criticó al Ejecutivo central por no informar a la administración catalana sobre los trámites del operativo para llevar a los reclusos desde las cárceles madrileñas a las de Barcelona y Gerona. Unas quejas rechazadas por inciertas por los responsables del Ministerio del Interior, que aseguraron que se cumplieron «escrupulosamente todos los trámites» de comunicación de los traslados de los políticos presos a los responsables de los servicios penitenciarios de la Generalitat de Cataluña.

La llegada del primer contingente de presos se espera para hoy mismo. El exvicepresidente Oriol Junqueras, el exconsejero Raül Romeva, el exlíder de ANC Jordi Sànchez y el máximo dirigente de Òmnium, Jordi Cuixart, partieron ayer a las diez de la mañana de la cárcel madrileña de de Valdemoro, a donde fueron trasladados el lunes desde los centros de Estremera y Soto del Real para su conducción a Cataluña.

Los cuatro reclusos fueron trasladados en un autobús-calabozo de la Guardia Civil, junto a otros 18 presos, hasta la cárcel zaragozana de Zuera, clásica escala en los viajes desde Madrid a Barcelona por motivos logísticos. En el penal aragonés pasaron la noche en celdas individuales. Hoy serán conducidos al centro Lledoners, en la localidad barcelonesa de Sant Joan de Vilatorrada, a 70 kilómetros de Barcelona, la joya de la corona de los servicios penitenciarios de la Generalitat, ya que sus 684 reclusos viven en módulos de convivencia con elecciones internas, incluidas.

Segundo contingente

La partida del segundo contingente a Cataluña empezará hoy. Se trata de la expresidenta del parlament, Carme Forcadell, y de la exconsejera Dolors Bassa, que serán llevadas desde el penal de Alcalá Meco al centro de Puig de les Basses, en Figueras, Gerona, un establecimiento penitenciario para varones pero que cuenta con un módulo femenino con tan solo 35 internas de perfil no conflictivo.

Todavía no hay fecha para el traslados de los otros tres presos, aunque su traslado, según fuentes penitenciarias, es inminente después de que el juez Llarena, como hizo con los otros seis reclusos, comunicara ayer a Instituciones Penitenciarias que no tiene problema para su acercamiento. Se trata de los exconsjeros Joaquin Forn, Josep Rull y Jordi Turull, cuyos abogados no demandaron a tiempo la pasada semana el traslado.

Los tres se encuentran todavía en el centro de Estremera, pero Interior ya les ha comunicado que en la primera junta de tratamiento que se celebre en la prisión se decidirá su traslado a Cataluña. La Generalitat, si no hay cambio de última hora, tiene previsto ubicarles en Lledoners, como al resto de presos varones.

Más

 

Fotos

Vídeos