García-Page pone en valor la "inteligencia" de Iceta y su "enorme papel conciliador y de ayuda" tanto con Rajoy como con Sánchez

El presidente de Castilla-La Mancha, Emiliano García-Page, ha asegurado que le resulta "sospechoso" que ERC y o "los antiguos de CIU, que ya o se ni como se llaman" -en alusión al PDeCAT-, intenten oponerse al nombramiento de Miquel Iceta como senador autonómico, pues este trámite "es una cosa preacordada siempre por cupo a los partidos". "Que le puedan poner precio es absurdo", ha criticado.Durante una entrevista en Telecinco, García-Page ha dicho, tras admitir que es el Gobierno "y también Iceta quien dirige la estrategia de relación territorial y la protección de la Constitución, no conocer "las claves del presidente del Gobierno" para proponer que Iceta sea el presidente del Senado.Tras asegurar que el líder de los socialistas catalanes es una persona "inteligente", ha aventurado que "seguramente hay quién se va a cebar con él por algunas de sus declaraciones". "Con algunas no coincido, eso es normal en política, pero ha tenido el coraje de reconocer que cuando habló de indultos se cargó la campaña y fue un error incluso táctico"."Me gustaría que algunos pudieran informarse y hablar tranquilamente con algún exministro del PP en la época de Rajoy, que le van a reconocer el enorme papel conciliador y de ayuda que tuvo Iceta con el Gobierno del PP y también apoyando a Pedro Sánchez cuando tuvimos que apoyar el 155", ha destacado del político catalán. Dicho esto, ha aseverado que Iceta "juega un papel de puente", como siempre ha hecho el PSC, y ha destacado que haya sido el primer secretario de los socialistas catalanes que ha llevado en el programa electoral un mensaje "nítidamente antiindependentista y el primero que ha puesto la bandera de España en las reuniones internas del PSOE de Cataluña". "Esto puede resultar contradictorio a mucha gente", ha admitido.-Redacción-