Francia tiene ya a casi la mitad de los presos de ETA en cárceles cercanas al País Vasco

F. ITURRIBARRIA

parís. Casi la mitad de los presos de ETA en Francia ya están en las cárceles de Mont-de-Marsan (Las Landas) y Lannemezan (Altos Pirineos), las más próximas al País Vasco. Es la consecuencia de la política de acercamientos individualizados emprendida a comienzos de año por el Gobierno de Emmanuel Macron con el beneplácito de las principales asociaciones españolas de víctimas del terrorismo. Se trata de veinte de los 39 hombres de ETA presos en país galo. El goteo no ha afectado a las once reclusas de la organización autodisuelta debido a la inexistencia de módulos específicos para mujeres en esos dos penales. Entre los beneficiarios hay condenados con delitos de sangre y causas pendientes en la Audiencia Nacional, pese a que esos perfiles habían sido excluidos en un principio por París.

La colonia penitenciaria etarra en Francia ha quedado reducida a 50 reclusos, la cantidad menor desde hace más de 20 años. Entre los 17 acercados por el Gobierno de Macron figura un condenado en Francia por delito de sangre. Se trata de Iurgi Garitagoitia, transferido en abril a Lannemezan, que purga una pena de 15 años por la tentativa de homicidio voluntario de un gendarme al que hirió de bala en el sudeste de Francia en junio de 2009.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos