La Fiscalía pide prisión para los dos acusados de violar a una menor en la sala de conciertos Razzmatazz

Estaban a punto de coger un avión a Nueva York. Intentaban huir con un pasaporte duplicado que consiguieron en el consulado de EEUU. Su documentación no les había sido retirada pero ellos la habían entregado voluntariamente a la policía en una primera reunión con los Mossos d'Esquadra. La joven de 17 años acababa de poner una denuncia por violación grupal. Los Mossos no acusaron a nadie pero les pidieron que no abandonaran el país. El grupo neoyorkino canceló su concierto en Copenhague y esperó. Cuando se despejaron algunas dudas les dejaron marchar, a todos menos a los dos detenidos. Son los dos raperos que estuvieron con la menor en el camerino.-Redacción-