«Europa camina hacia la autodestrucción»

Campaña de  desprestigio. «Sánchez  acertó al no confirmarme como responsable de seguridad nacional».  :: Víctor Segurola Méndez/
Campaña de desprestigio. «Sánchez acertó al no confirmarme como responsable de seguridad nacional». :: Víctor Segurola Méndez

«Dicen que Rusia influye pero la democracia se la están cargando nuestros propios políticos, abusando de ella» Pedro Baños Coronel en la reserva

ARANTZA FURUNDARENA

Cuando un curtido militar, experto en contraespionaje y geopolítica declara: «Da pena ver el telediario», es que el mundo va fatal... Pedro Baños (León, 1960) publica 'El dominio mundial'. Y asegura que el Ejército español es uno de los más igualitarios y está «más que preparado» para acatar las órdenes de su primera mujer general.

- En la portada de su libro hay tentáculos. ¿Qué pulpo domina el mundo?

- Son tres: Estados Unidos, China y, en menor medida, Rusia. Y en la pugna entre ellos, Europa se lleva todas las bofetadas. Estamos desunidos y debilitados. Europa camina hacia la autodestrucción.

- ¿Algún remedio?

- Reinventarnos. Dejar las luchas intestinas, unificar el mercado laboral, la diplomacia. Hay que descartar el nacionalismo egoísta, excluyente, supremacista...

- Justo lo que se lleva hoy en día.

- Sí. Solo conduce a un camino de debilidad, mientras surgen fuerzas muy poderosas. China tiene una especie de emperador que está reformando el país sin oposición y sin autodestruirse. El mundo está dando un giro hacia líderes muy fuertes, como Bolsonaro. Y nosotros somos como un castillo de arena. Nos tocan y nos desmoronamos.

- ¿Insinúa que a Europa le hace falta un Bolsonaro?

- Deberíamos empezar por retomar el proyecto de la Constitución europea, hablar con una sola voz. Habrá que ceder en algo para reformarnos y volver a ser competitivos.

- ¿Ceder en qué? ¿En democracia?

- No, en eso no. Pero Brasil, con unos índices de delincuencia, de salvajismo y de corrupción tremendos necesitaba encontrar una fórmula... Ojalá el señor Bolsonaro no pierda los valores y principios democráticos.

- Ya ha dicho que retirará la publicidad institucional a los medios que no le sean afines.

- Es que la libertad de prensa está disminuyendo en el mundo. Ha habido casos en la propia UE: Bulgaria, Eslovaquia, Malta... Periodistas que, como Jamal Khashoggi, han sido asesinados.

- ¿Hay que dejar de vender armas a Arabia Saudita?

- Hay que respetar los contratos que ya estén firmados. La hipocresía en las relaciones internacionales es máxima. Lo que manda es el dinero. Si tuviéramos que dejar de negociar con países poco democráticos, nos quedaríamos con veinte. La democracia es un lujo de sociedades avanzadas. Y para eso hace falta seguridad, amplia clase media...

- Aquí la crisis ha reducido la clase media.

- Así es. La gente está muy descreída en la propia Europa. Dicen que Rusia está influyendo para destruir la democracia. No, perdona, se la están cargando nuestros propios políticos, abusando de ella. Da pena ver el telediario, con tantos políticos en la cárcel por corrupción.

- Usted vaticina una revolución en España.

- Estamos en una situación muy delicada, con una clase media que cada vez es más clase baja, con una pequeña élite, los que han estudiado en el extranjero, que va a tener buenos trabajos y sueldos, y una gran mayoría de jóvenes frustrados que van a trabajar en empleos precarios y no van a tener pensión. Si a eso se suma la nueva crisis mundial que a mi juicio se avecina, las movilizaciones no tardarán en llegar. Y podrían ser aprovechadas por algún mesías. Créame, hay amenazas mucho más profundas a la seguridad nacional que las visibles. Y deberíamos preocuparnos de ellas.

- Pedro Sánchez lo eligió como director de Seguridad Nacional. Y luego lo descartó por ser pro-ruso.

- Creo que la solución de Europa pasa por buscar un entendimiento mucho más íntimo con Rusia. Pero ante esa campaña de desprestigio fue un acierto que Sánchez no me confirmara en el cargo.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos