Esquerra da marcha atrás en su mensaje de renuncia a la vía unilateral para la secesión

La militancia presiona a la dirección republicana para no abandonar la senda más radical hacia la república

CRISTIAN REINO

barcelona. Esquerra (ERC) fue el primero de los tres partidos independentistas que renunció públicamente a la vía unilateral, tras constatar su fracaso en los hechos de octubre del año pasado. Sin embargo, la formación republicana ha dado marcha atrás. ERC someterá este fin de semana a votación de su militancia una ponencia política que debe marcar la hoja de ruta del partido para los próximos años y que no renuncia a «ninguna vía democrática y pacífica» para materializar la República catalana.

Este texto difiere del que la dirección de ERC propuso en un primer momento y que emplazaba al secesionismo a abandonar conceptos «estériles y contraproducentes» como «unilateralidad» y apostaba por la «multilateralidad». En definitiva, Esquerra apostaba por la moderación y abogaba por un aterrizaje del proceso.

Pero la militancia ha presionado a la dirección y le ha exigido que no abandone la radicalidad, por lo que la nueva ponencia no descartará ahora ninguna vía para llegar a la independencia, como en la pasada legislatura en la que el secesionismo celebró un referéndum unilateral y proclamó la república, eso sí, sin éxito. Así, ERC defiende la negociación y el diálogo con el Gobierno central, pero que cree que tiene que ser «suficientemente fuerte para obligar al Estado a negociar, a encontrar una salida política a un conflicto que es político».

«Tenemos que estar preparados, seguir fortaleciéndonos, tejer complicidades, sumar cada vez más apoyos para que esta mayoría social sea una hegemonía incontestable ante nuevos 1-O que se presenten», según Esquerra.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos