La difusión de nuevos audios secretos de Villarejo favorece la petición de nulidades

El medio que divulgó las grabaciones a la ministra de Justicia compromete ahora al marido de Cospedal con los casos de corrupción en el PP

MATEO BALÍN MADRID.

El requerimiento de la Audiencia Nacional del pasado 28 septiembre sobre la entrega de «cualquier grabación» en la que haya participado el excomisario José Manuel Villarejo, en prisión provisional desde el 3 de noviembre de 2017 por su implicación en la llamada 'operación Tándem', no ha frenado que el medio digital 'Moncloa.com' hiciera públicos ayer media docena de audios nuevos intervenidos en los registros y que permanecen bajo secreto, según confirmaron fuentes judiciales.

Tras la difusión por parte de este medio de las grabaciones de la comida en la que estuvo presente la ministra de Justicia, Dolores Delgado, junto al exjuez Baltasar Garzón y varios altos mandos policiales, entre ellos Villarejo, el instructor abrió una pieza separada secreta y ordenó a 'Moncloa.com' la entrega de esos audios «a la mayor brevedad». El magistrado Diego de Egea también les requirió «cualesquiera otra que tengan en su poder» en la que haya participado el comisario jubilado y que puedan afectar a la instrucción que se sigue en el Juzgado Central de Instrucción número seis.

Los responsables del medio cumplieron el mandato y entregaron en plazo las cintas de la comida de la ministra, pero no aportaron más material. Pues bien, un mes después 'Moncloa.com' ha vuelto a difundir nuevas grabaciones de parecida temática: la intervención de Villarejo en investigaciones de corrupción. Pero esta vez con un protagonista diferente, el empresario Ignacio López del Hierro, marido de la exsecretaria general del PP, María Dolores de Cospedal.

Villarejo reveló en 2009 datos a López del Hierro sobre Bárcenas o el sobrino de Cotino en 'Gürtel'

El medio difundió varias conversaciones entre López del Hierro y Villarejo que tuvieron lugar después de estallar el 'caso Gürtel', en febrero de 2009. Un material grabado entre junio y noviembre de ese año en el que hay referencias a las primeras investigaciones al entonces tesorero Luis Bárcenas y el interés del marido de Cospedal en conocer «por dónde van a ir estos», en referencia a la Policía Judicial. «Sí. Hay chicha, hay mucha chicha», le contesta en un audio el expolicía.

Además de 'Gürtel', López del Hierro recibió tres 'chivatazos' más sobre investigaciones de corrupción que afectaban al PP. Villarejo, entonces comisario adjunto al DAO (director operativo de la Policía), reveló información sobre el constructor Vicente Cotino, sobrino de Juan Cotino, expresidente de la Cortes Valencianas y ex director general de la Policía (1996-2002) en el Gobierno de Aznar; del expresidente de la Diputación de Alicante José Joaquín Ripoll en el 'caso Brugal'; y del 'caso Umbra' en el Ayuntamiento de Murcia, que afectó al edil de Urbanismo Fernando Berberana.

«Que limpie los papeles»

En el caso del sobrino de Juan Cotino, que en la actualidad está procesado por una pieza valenciana de 'Gürtel', la visita del Papa, en la que la Fiscalía le pide 11 años de cárcel, Villarejo le cuenta a López del Hierro que ha conseguido «parar y que no transcendiera» algunos elementos de la investigación gracias a su cercanía con (el comisario principal y exDAO) José Luis Olivera, «un tío muy tronco» con el PP, que por aquel entonces era el jefe de la Unidad de Delincuencia Económica y Fiscal de la Policía.

Una información -se escucha en el audio decir a Villarejo- que ha trasladado a Juan Cotino «hace diez días» con una advertencia para su sobrino Vicente: que «limpie todos los papeles» de sus negocios.

En otra información de ayer, 'Moncloa.com' aseguró que su abogado, Miguel Durán, defensor del 'número dos' de la trama 'Gürtel' Pablo Crespo, ha entregado un pendrive con estos nuevos audios en el juzgado una vez publicados, y que «así lo hará con el material al que vaya teniendo acceso».

Según las fuentes consultadas, la publicación de grabaciones bajo secreto o que están siendo aún investigadas por la Policía Judicial beneficia a la estrategia de defensa de los acusados para pedir nulidades en las cuestiones previas del futuro juicio por la «indefensión» que les genera.

Más

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos