Díaz reta a la oposición a que no pacte con la extrema derecha

La presidenta, «en una noche triste», justifica el descalabro electoral socialista por la baja participación

C. CUERDO

sevilla. Susana Díaz, en el día en que el Partido Socialista se asomó al abismo de perder su joya de la corona autonómica, decidió pasar al ataque después de estudiar los resultados electorales. A pesar de ganar en siete de las ocho provincias andaluzas, reconoció que el descalabro es importante. «Es evidente el retroceso de la izquierda en general en Andalucía. Hemos perdido trece puntos», indicó. «Pero lo más grave es que ha entrado en España la extrema derecha y lo ha hecho por primera vez en el Parlamento de Andalucía», recalcó la dirigente del PSOE.

Sumando la pérdida de tres diputados de la coalición entre Podemos e Izquierda Unida, «la verdadera izquierda» ha perdido 17 sillones en el antiguo hospital de las Cinco Llagas de Sevilla. Ante la imposibilidad matemática de tener una mayoría absoluta con la bancada de izquierdas, Díaz retó a los partidos del otro lado del hemiciclo a que decidan qué desean hacer. «Si quieren vincular sus votos a la extrema derecha o no», comentó en una comparecencia en la que no nombró a ningún solo partido salvo el suyo. Para saber cuál es la postura del Partido Popular y de Ciudadanos, la lideresa de los socialistas andaluces espetó a los líderes de las dos formaciones, Juanma Moreno y Juan Marín, a que se pronuncien en contra de «un partido xenófobo que justifica la violencia contra las mujeres y quiebra la convivencia».

Díaz hizo un llamamiento a las fuerzas que «dicen ser constitucionalistas» para detener a la extrema derecha. Un mensaje lanzado días antes de que se celebre, como recordó, el cuarenta aniversario de la Constitución. «Nosotros seremos el dique de contención de la extrema derecha en Andalucía», señaló rodeada de los dirigentes de su partido. Díaz apuntó además que cumplirá con su palabra dada durante la campaña electoral y que comenzará con los contactos poselectorales hoy mismo, ya que recordó, «en una noche triste», que el PSOE ha sido el partido más votado y que ha ganado las elecciones, aunque firma los peores resultados de su historia en la comunidad autónoma.

Reflexión

Tanto la presidenta en funciones de la Junta de Andalucía como el secretario de Organización del PSOE, José Luis Ábalos, reconocieron que gran parte del descalabro electoral del partido se debe a la baja participación, lo que debe provocar una «reflexión» entre los dirigentes socialistas que comenzará hoy mismo.

Ábalos, desde Ferraz, apuntó en esa dirección. «Los demócratas debemos dar un gobierno constitucionalista y europeísta a Andalucía», señaló en su análisis de los resultados. «Debemos abandonar la tensión y parar el avance de la ultraderecha que está marcando la agenda en Andalucía», indicó, antes de mostrar su sorpresa porque tres fuerzas políticas -PP, Cs y Vox- hayan celebrado los resultados «como victorias. «Será porque integran como propios los resultados de la extrema derecha», apuntó el ministro de Fomento, que lanzó otro dardo a populares y naranjas. En Europa, según Ábalos, «no habría dudas» sobre qué hacer con Vox.

 

Fotos

Vídeos