Detenido el narco que fue rescatado por unos encapuchados de un hospital de La Línea

Dinero incautado en la operación. / Interior I Atlas

Samuel Crespo, miembro del clan con más poder del Campo de Gibraltar, consiguió escapar con la ayuda de 20 personas que irrumpieron en el centro hospitalario

CECILIA CUERDOMadrid Sevilla

Era uno de los narcos más buscados por las fuerzas de seguridad del Campo de Gibraltar desde que a comienzos del pasado mes de febrero logró burlar a la Policía con la ayuda de un grupo de secuaces que irrumpieron en un hospital de La Línea de la Concepción para rescatarlo por la fuerza. Este miércoles, una operación conjunta de la Policía Nacional y la Guardia Civil ha permitido detener a Samuel Crespo, miembro del clan de Los Castaña, el más poderoso de la zona, y a uno de los hombres que le ayudaron.

Crespo, de 32 años, fue interceptado el pasado mes de febrero en un control policial y tras una persecución, sufrió una caída desde la moto en la que viajaba, por lo que fue trasladado al servicio de Urgencias del hospital comarcal. Sus compañeros de banda, enterados de su detención, se presentaron encapuchados y armados con palos, y a empujones y golpes contra quien se interponía en su camino, irrumpieron en el centro sanitario y lograron rescatar a su jefe.

Inicialmente se sospechó que huyó a Marruecos para curarse, pero en las últimas semanas cobró fuerza la teoría de que habría regresado al Campo de Gibraltar, donde se sentía protegido entre los suyos, como le ocurrió a Antonio Tejón, el líder del clan de Los Castaña detenido hace dos semanas.

Hombre de confianza

Así, Interior ha confirmado que el arresto de Crespo y de su acompañante, un hombre identificado como D.A.T. y que supuestamente también habría intervenido en el asalto al hospital linense, se produjo este miércoles en Jimena de la Frontera, un municipio cercano a La Línea. Estaban «ocultos en una vivienda» de esa población, y fueron localizados en un «amplio dispositivo conjunto» que se enmarca en «las actuaciones llevadas a cabo en la lucha contra el narcotráfico en el Campo de Gibraltar».

Interior ha explicado que Crespo, que había empezado como peón descargando alijos de droga y que llegó a ganarse la confianza de los líderes del clan hasta convertirse en uno de sus lugartenientes, tenía vigentes tres órdenes de búsqueda y detención de diferentes juzgados de la provincia, mientras que el otro detenido también tenía en vigor una orden de detención e ingreso en prisión de un juzgado de la provincia de Cádiz.

Hasta el momento, los agentes habían logrado identificar y detener a cuatro personas por el asalto al hospital, y aunque inicialmente entraron en prisión de forma provisional por orden del juez, el pasado mes de mayo fueron puestos en libertad tras pagar una fianza.

Más información

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos