Detenida la sospechosa del apuñalamiento mortal de una joven de 17 años en Alcorcón

Lugar donde la menor recibió la puñalada que acabó con su vida. :: diego pérez / efe/
Lugar donde la menor recibió la puñalada que acabó con su vida. :: diego pérez / efe

La sospechosa es la joven que estuvo amenazando a la fallecida por celos, tanto verbalmente como por 'Whatsapp', según la versión de los padres

R. C.

madrid. La Policía detuvo ayer a la joven de 19 años sospechosa de haber asesinado en Alcorcón a Denise, una menor de 17 años de nacionalidad rumana. La arrestada es la joven que estuvo desde un primer momento en el punto de mira de los investigadores responsables del caso.

Según pudieron saber los agentes, la agresora es la actual novia de la expareja de Denise y habría amenazando a la fallecida en el pasado, tanto verbalmente como por 'Whatsapp', según la versión que ofrecieron los padres de la víctima. La principal hipótesis que se baraja es que la supuesta asesina, que este miércoles pasará a disposición judicial, actuó movida por los celos.

Según informó el servicio de Emergencias 112 de la Comunidad de Madrid, sobre las diez de la noche del domingo se recibió una llamada indicando que había una mujer herida y ensangrentada en el suelo, en la confluencia de la calle de Desmonte con la de Cuenca, en Alcorcón, cerca de donde la joven fallecida vivía con su actual pareja, en un local acondicionado como vivienda. Al lugar del suceso acudieron los servicios de emergencia en una UVI móvil, que localizaron en el lugar a la menor con una herida de arma blanca en el abdomen con evisceración y en parada cardiorrespiratoria. Los efectivos médicos efectuaron maniobras de reanimación cardiopulmonar a la víctima y, tras ser estabilizada, fue trasladada al hospital Fundación de Alcorcón, donde falleció poco después.

Las amenazas

El padre de la joven apuñalada asegura que su hija le contó que recibía «amenazas» a través de la conocida aplicación de teléfono por parte de la novia de su expareja. Le habría enviado mensajes del tipo «te voy a rajar», «en cuanto te pille sola te mato» o «es muy fácil encargar un asesinato». A pesar de ello, la última vez que el progenitor habló con Denise, el pasado sábado, ésta le dijo que «lo tenía controlado» y que «había dejado de amenazarla». También que la agresora tendría problemas con el alcohol y las drogas.

Además, el padre señaló que aunque su hija le había contado las amenazas que recibía desde hacía algunas semanas, «nadie creía que podía llegar a una tontería como esta», porque la propia menor fallecida le había dicho que estaba «zumbada», «loca» y que los mensajes que le enviaba eran «solo palabras».

«Cuando me dijo que estaba amenazada le pregunté si quería que lo hablara con la chica o con el padre de la chica, que me comentó que es Guardia Civil. Entonces creo que son gente buena», narró el padre, quien explicó que su hija le dijo que no hiciera nada, que «lo tenía controlado», repitió. Ahora, solo puede lamentar la muerte de su hija menor de edad: «Teníamos que haber actuado antes».

Pese a todo, los progenitores de la fallecida fueron capaces de expresar palabras de cariño hacia los familiares de la supuesta asesina. «Lo sentimos mucho por los padres, lo decimos con lástima y dolor, pero esto no puede ser así», apuntaron.

Sobre Mario, la expareja de su hija, la madre señaló que la relación que tuvieron con él «no fue mala» y que no sabían si conocía las amenazas que su pareja vertía sobre su hija Denise. «Si lo hubiésemos sabido, habríamos intervenido y hablado con Mario», señaló.

 

Fotos

Vídeos