Detenida por intentar tirar a su hija por una ventana de una décima planta en Málaga

Comisaría de Policía Nacional de Málaga./
Comisaría de Policía Nacional de Málaga.

Dos policías nacionales, que habían sido alertados por una vecina que escuchó gritos y llantos, interceptaron a la mujer que también intentó asfixiar a la menor

JUAN CANOMálaga

Una mujer de 20 años ha sido detenida por, presuntamente, intentar tirar a su hija de tres años por una ventana en presencia de dos policías nacionales, que impidieron que consumara los hechos. Ha sido arrestada por supuestos delitos de asesinato en grado de tentativa y atentado a agente de la autoridad.

Los hechos sucedieron a las 2:05 horas del domingo en la barriada de Los Corazones, muy cerca de la Comisaría Provincial. Una vecina telefoneó a la sala del 091 de la Policía Nacional para alertar de que se estaban escuchando gritos y llantos dentro de una vivienda.

Una patrulla acudió al domicilio, donde en esos momentos se encontraban solas una madre, de nacionalidad marroquí, y su hija, que tiene tres años. Tras insistir en que les abriera la puerta, una joven, «de aspecto desaliñado» -según la policía-, abrió la misma con la niña desnuda en brazos. Al parecer, en un momento determinado, cuando los agentes se entrevistaban con ella para tratar de averiguar lo que estaba pasando, la ahora detenida corrió hasta la cocina y, según las fuentes consultadas, cogió a su hija con la supuesta intención de tirarla por una ventana del piso, que está situado en una décima planta del edificio. La rápida actuación de los policías nacionales impidió que llevara a cabo su acción.

Además, los agentes evitaron acto seguido que la mujer asfixiara a su hija –tras rodear el cuello de la pequeña con uno de sus brazos. Finalmente, los policíass pudieron liberar a la niña y detener a la madre. En el forcejeo, los funcionarios fueron agredidos por la joven.

La mujer fue detenida y trasladada inmediatamente al Hospital Civil para ser examinada, mientras que la pequeña se quedó a cargo de una abuela. Según informa la policía en nota de prensa, la vivienda donde se produjeron los hechos presentaba un estado evidente de insalubridad con excrementos y basura repartidas por distintas estancias del piso. En una de las habitaciones los agentes hallaron un perro encerrado en una jaula y rodeado de heces.