Desmayos en una fábrica textil por el fuerte calor

Con las máquinas a pleno rendimiento, las  temperaturas que llegan a soportar en el interior de una fábrica textil de Gerona llegan hasta a 37 grados, diez por encima de lo recomendable El año pasado seis trabajadoras sufrieron golpes de calor. En las dos últimas semanas les ha pasado a otras tres. La sensación de calor aumenta por la humedad que genera la propia producción del hilo. La solución que les ofrece la empresa es partir el descanso de 20 minutos para ir a zonas refrigeradas Ellas han salido a las puertas de la fábrica a protestar y lo seguirán haciendo  hasta que la empresa invierta en refrigeración.