Cuatro fallecidos en Sant Llorenç (Mallorca) tras las graves inundaciones ocurridas ayer por la noche

La fuerza del agua arrastra hasta coche en Sant Llorens. Anoche esta localidad de Mallorca ha quedado partida en dos tras desbordarse un torrente. Las lluvias torrenciales han anegado las calles, obligando a los vecinos a refugiarse en las partes altas de edificios e incluso en los árboles. Uno de los fallecidos es un anciano que estaba dentro de su casa, en el sótano, cuando el agua ha inundado todo y otra víctima ha aparecido en la parcela de su vivienda. Han caído más de 220 litros por metro cuadrado desde las siete de la tarde cuando ha empezado la tromba de agua.  El pueblo ha quedado incomunicado, sin electricidad y con las carreteras de acceso cortadas. Aunque no ha sido el único punto de la isla afectado, también se han registrado inundaciones en las localidades de Artà y Alcúdia.