La CUP cree que Torra se «ha bajado los pantalones»

Los anticapitalistas consideran que el nuevo ejecutivo catalán «no sirve para construir la república» declarada el 27-O

C. REINO

barcelona. El independentismo más radical puso ayer el grito en el cielo, ante lo que considera una traición por parte de Quim Torra a la causa secesionista por haber renunciado a restituir a los cuatro exconsejeros que están en prisión o huidos en el extranjero. Para la CUP, formación de la que dependerá la estabilidad del ejecutivo autonómico, Quim Torra se «ha bajado los pantalones», «ha claudicado de manera absoluta» ante el Estado y ha «renunciado al mandato del 1-O y del 21-D». Un sacrilegio para los anticapitalistas, a los que Torra concedió el papel de guardianes de las esencias republicanas durante su discurso de investidura.

El presidente de la Generalitat les pidió que le vigilaran por si tenía tentaciones autonomistas y los antisistema le sacaron ayer la primera tarjeta amarilla de la legislatura. «No puede ser que la política en Cataluña venga determinada por lo que diga el aparato del Estado», afirmó el diputado Vidal Aragonés. «Ante esta regresión de derechos, renunciar nos aleja de la construcción de la república y, lejos de ir sumando, acatar decisiones significará retrasar este proceso», añadió. «Este gobierno no sirve para defender la república», remató. La CUP cree que la Generalitat debía haber llamado a la ciudadanía a defender la república, tras su proclamación el pasado 27 de octubre y en la medida en que no lo hizo, inició una serie de renuncias, que «alejan» del objetivo de los secesionistas de tener un Estado independiente.

La CUP favoreció, con su abstención la investidura de Torra, pero arranca la legislatura desde la oposición, lo que complica la gobernabilidad del nuevo ejecutivo, que solo tiene 65 votos seguros (sobre 135) y que corre el riesgo de perder numerosas votaciones parlamentarias.

Junto a la CUP, quien ha alzado la voz crítica contra Torra es la ANC, que considera que el nuevo presidente de la Generalitat «ha agachado la cabeza» en sus primeros pasos como mandatario.

 

Fotos

Vídeos