Condiciona su aval a once medidas no incluidas en el texto

M. E. A. MADRID.

Podemos condicionó ayer su apoyo para la tramitación, y eventual aprobación, de las cuentas al impulso de once medidas sociales adicionales acordadas en su día entre Pablo Iglesias y Pedro Sánchez. «Para que esos Presupuestos salgan adelante hacen falta los votos de Unidos Podemos», insistió el secretario de Organización, Pablo Echenique.

La principal cuestión que el partido morado viene reclamando es el impulso a una regulación que modere los incrementos de precio de los alquileres de vivienda en las zonas con mayor demanda, que el Gobierno rehusó incluir en el decreto que aprobó sobre este tema el pasado diciembre y que salió adelante gracias a la abstención del PP tras la negativa de Podemos a respaldarlo.

Más allá, Echenique recordó que las cuentas no incluyen palancas para rebajar la factura de la luz y las cuotas a los autónomos, la creación de un bono social para las familias en riesgo de pobreza energética, la revalorización de las pensiones por ley o reforzar los pemisos de paternida y maternidad. En las filas moradas también recuerdan que el Ejecutivo socialista se comprometió a derogar los aspectos más lesivos de la 'ley mordaza' y a recuperar el supuesto de justicia universal.