El comisario Villarejo ve una «estrategia policial» detrás de la filtración

Villarejo sale del juzgado de Estepona tras declarar en una causa. :: efe/
Villarejo sale del juzgado de Estepona tras declarar en una causa. :: efe

El juez desoye a la Fiscalía y deja en libertad provisional al tercer mando policial detenido por revelación de secretos y cohecho

MATEO BALÍN MADRID.

Los ecos de las grabaciones filtradas de la reunión del comisario José Manuel Villarejo, la empresaria alemana Corinna zu Sayn-Wittgenstein y del expresidente de Telefónica Juan Villalonga llegaron hasta la misma prisión donde se encuentra desde hace ocho meses el exagente encubierto de la Policía Nacional. La defensa del principal acusado en la 'operación Tándem' presentó ayer un escrito ante el juzgado instructor de la Audiencia Nacional en el que defiende la inocencia de su cliente con respecto a la difusión de estas conversaciones.

El abogado de Villarejo, Ernesto Díaz-Bastien, se dirigió al juez Diego de Egea para denunciar la existencia de una «estrategia policial y mediática» orquestada en contra del comisario. Sugiere que la posible filtración pudo realizarse desde la unidad policial que guarda los discos duros intervenidos en la operación, en manos de la Brigada de Investigación Tecnológica y de la Unidad de Asuntos Internos para su volcado y posterior análisis.

Del mismo modo, señaló que no es la primera vez que denuncian ante el juzgado las «continuas filtraciones» que se producen en la causa de actuaciones que se encuentran secretas, algo que «no es casualidad», y consideró «indignante que se esté instrumentalizando la Justicia para satisfacer intereses ajenos a los de este procedimiento».

Asimismo, tildó de «irracional» y «contrario a toda lógica» que se acuse a Villarejo de sacar a la luz esta grabación puesto que él ha pedido «en todo momento» que se tratara con total confidencialidad.

En esta misma causa, el juez desoyó ayer a la Fiscalía y dejó en libertad provisional al comisario Enrique García Castaño, 'el Gordo', detenido el miércoles acusado de delitos de cohecho impropio y revelación de secretos. De Egea rechazó la petición de los fiscales Ignacio Stampa y Miguel Serrano, que reclamaban prisión sin fianza para García Castaño. En cambio, le impuso comparecencias quincenales, prohibición de salir del territorio nacional y retirada de pasaporte.

García Castaño, un histórico de la lucha antiterrorista, fue arrestado por Asuntos Internos junto al inspector jefe jubilado Antonio Bonilla, su mujer, también inspectora, y su hija. La defensa de 'el Gordo' está encabezada por Baltasar Garzón, con el que le une una vieja amistad.

Fuentes de la investigación apuntan asimismo a que la detención de García Castaño está relacionada con las informaciones difundida por «El Español» y «OKdiario» sobre los presuntos negocios irregulares del anterior jefe del Estado.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos